Segundo Cuerpo: MENTE NEGATIVA

De acuerdo a las enseñanzas de Kundalini Yoga, cada ser humano está formado no de 1, sino de 10 cuerpos distintos.

El Segundo Cuerpo es conocido como la mente negativa. Su rol es muy poderoso y a menudo mal entendido. Es la parte de nuestro cerebro que reacciona negativamente a cualquier encuentro y esto lo hace para protegernos.

La mente negativa calcula el riesgo de cualquier situación y encuentra los posibles tropiezos que pueden presentarse para protegernos del daño. Para ella, es imposible responder positivamente a algo, ya que ese es trabajo de la mente positiva (nuestro tercer cuerpo).

Cuando la mente negativa se sale de control, nos llenamos de ansiedad, miedo y dudas; inclusive dudamos de nosotros mismos.

El desequilibrio de la mente negativa puede afectarnos de varias maneras. Una mente negativa demasiado fuerte puede agobiar a las mentes positiva y neutral, interrumpiendo el flujo con el alma y el cuerpo sutil, haciéndonos sentir tristes y desconectados. En cambio, una mente negativa demasiado débil nos deja expuestos al peligro y nos lleva a tomar malas decisiones.

Al equilibrar las 3 mentes (segundo, tercer y cuarto cuerpos) desarrollamos la habilidad de tomar decisiones claras y balanceadas.

Este cuerpo se relaciona con el segundo chakra, el encargado de la creatividad y sexualidad. Una mente negativa en equilibrio, nos ayuda a llevar a la acción nuestro pensamientos creativos, proveyendo un espacio protegido para  que nuestras ideas florezcan.

Podemos ejemplificar esto con una vivencia de la vida cotidiana. Imagina a una mamá con su hijo pequeño compartiendo en la cocina; ella observa que el niño se está acercando demasiado a la estufa y le advierte que se aleje. Es el trabajo de la mamá ayudar a su hijo a crecer y florecer en este mundo físico, así como el trabajo de la mente negativa es ayudar al primer cuerpo, el alma, a crecer y florecer en esta realidad física.

No hay que tratar de reprimir a nuestra mente negativa, debemos aprender a escucharla de manera equilibrada con la mente positiva y finalmente emitir una conclusión con nuestra mente neutral;  esto se logra a través de la meditación, y es la forma más sabia de tomar decisiones.

Aprender el modo en que funciona esta mente nos ayuda a comprenderla y saber utilizarla; la mente negativa solo busca pertenecer y estar en un lugar seguro. Relacionarnos con ella de manera amorosa, reconociéndola como benevolente, en lugar de verla como algo malo, nos lleva a forjar una buena relación con este aspecto de nosotros mismos.

Al igual que el primer cuerpo, algunas manifestaciones físicas pueden indicarlos el desbalance de este cuerpo; problemas de riñon, disfunción sexual, infecciones urinarias y problemas menstruales nos señalan un desequilibrio de este segundo cuerpo.

Si después de leer sobre este cuerpo, notaste que necesitas trabajarlo, aquí te damos algunas ideas para fortalecerlo.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana