Séptimo Cuerpo: AURA

De acuerdo a las enseñanzas de Kundalini Yoga, cada ser humano está formado no de 1, sino de 10 cuerpos distintos. El séptimo cuerpo es el cuerpo áurico o aura.
El aura es un campo electromagnético alrededor del cuerpo físico, que te protege y te guía. El aura puede llegar a expandirse entre 1 y 3 metros a cada lado del cuerpo físico humano. Tanto su tamaño como su densidad son importantes, por lo que debemos desarrollar un aura grande y fuerte; podemos alimentarla través de nuestros meridianos energéticos.

El aura nos protege de todo lo cercano. Cuando una persona se siente incómoda en multitudes y se siente amenazada por la energía de otros, necesita fortalecer su aura.

La inseguridad es un signo de que necesitamos fortalecer el aura; cuando está fuerte, te brinda salud y una naturaleza “angelical”, te llena de serenidad, seguridad y con un corazón centrado.

El cuerpo áurico y el pránico tienen una relación muy especial y se fortalecen mutuamente, formando un circulo virtuoso; como el prana es lo que conforma y construye el aura, el cuerpo pránico es quien mueve el prana hacia el aura para fortalecerla, y el aura al estar fuerte, fortalece al cuerpo pránico, el cual, a su vez, mueva más prana hacia el aura.

El aura se conecta con la glándula pineal, proporcionando inteligencia y salud, ya que se relaciona también con el sistema inmunológico. Ya sea para mejorar tu salud o tu intuición, trabaja tu aura.

Si después de leer sobre este cuerpo, notaste que necesitas trabajarlo, aquí te damos algunas ideas para fortalecerlo.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana