Tu desorden refleja tus miedos

¿Sabías que el acumulamiento de cosas en el hogar y el desorden están relacionados a diferentes clases de miedos?  Además, simbolizan confusión, falta de enfoque, caos, inestabilidad y pueden significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida.

El lugar de la casa en el que el desorden o el acumulamiento se encuentran refleja qué área es problemática en tu vida. Por ejemplo, se dice que el clóset, o vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez lo organices tus conflictos internos se calmarán, o que una sobrecama desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también. En este post puedes consultar más significados del desorden en nuestro hogar.

Clases de acumulamiento

Acumulamiento nuevo: Este acumulamiento indica que estás tratando de hacer demasiadas cosas a la vez, que no te estás enfocando en lo que debes hacer y que has perdido la dirección.
Este acumulamiento o desorden incluye ropa apilada, cd’s o películas, juguetes o artículos deportivos desparramados, cosas que has usado recientemente pero no has puesto de vuelta en su sitio.
 La manera apurada en que vivimos tienden a crear este tipo de desorden y casi todos los tenemos en nuestro hogar en alguna medida. Organizar este tipo de desorden en forma inmediata te ayuda a ser más centrado y efectivo en tu vida diaria.

Acumulamiento antiguo: objetos que no usaste en un largo tiempo y que están apilados en el ático, garage, armarios; papeles de trabajo viejos y documentos en tu computador que ya no usas; revistas de hace más de 6 meses o ropa que no te has puesto en más de un año.
Esto es reflejo de que estás viviendo en el pasado y estás dejando que tus viejas ideas y emociones se apoderen de tu presente y esto a la vez evita que nuevas oportunidades y personas entren en tu vida.
En los casos en los que tenemos antigüedades u objetos heredados, éstos se impregnan de la energía de aquellas personas a las que han pertenecido. Un ritual para limpiarlos es hacerlo con incienso o aceite esencial natural de algún cítrico como naranja, limón, toronja o mandarina.

10 cosas que puedes hacer hoy mismo para controlar el desorden

*Deshazte de lo más grande primero: la bicicleta de hacer ejercicios que ya no usas o el oso gigante de peluche que conservas desde la época de colegio.
*Devuelve las cosas que te hayan prestado: CDs, libros, ropa, herramientas.
*Recoge lo que esté en el suelo y colócalo en un canasto o bolsa hasta que puedas tomarte el tiempo de ponerlo en su sitio.
*Recoge revistas, catálogos y periódicos en una bolsa o canasto.
*Saca del armario 10 prendas que no hayas usado en el último año y dónalas.
*Limpia las ventanas, es una manera figurativa y literal de dejar entrar la luz a tu vida.
*Vacía los cestos de basura, baños, cocina, oficina; representan cosas que ya no necesitas o quieres en tu vida.
*Saca de los cajones de tu armario las medias sueltas que han perdido su compañera, puedes usarlas para limpiar muebles.
*Despeja el escritorio, archiva papeles que ya no uses, revisa y organiza el correo recibido.
*Deshazte de lapiceros y marcadores que no funcionen.

Después de haber acomodado todo ese desorden, ya hemos dado el segundo paso. Ahora pasamos al tercer paso: limpiar o despejar la energía de nuestros espacios de vida. Esto te ayudará a convertir tus espacios en lugares sagrados, en el cual encontraras más sentido a tu vida y serás más asertivo en tus decisiones y proyectos.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana