PLANTAS MÁGICAS

El mundo de las plantas y las flores es grandioso y enigmático. Las especies vegetales tienen diversos fines y guardan, desde secretos médicos para la cura de enfermedades hasta misterios mágicos, chamánicos y religiosos. Por eso, siempre han ocupado un lugar central en la historia de los pueblos… conozcamos algunas de las más poderosas y beneficiémonos teniéndolas en nuestro hogar o negocio.

GIRASOL para la energía vital.
Esta planta oriunda de Perú y de hermosas flores, posee propiedades medicinales. Fue introducida en Europa recién en el siglo XVI, donde se popularizó rápidamente por la calidad de su aceite. En las culturas preincaicas, se la consideraba una planta adoradora del sol, dada su inclinación hacia el astro rey.

Representa la fertilidad, el deseo y la sabiduría. Se recomienda a la mujer consumir sus semillas para aumentar su fertilidad.

RUDA contra las malas vibraciones.
Regar con infusiones de esta hierba la entrada de casas o negocios disuelve la negatividad y abre la mente a la clarividencia. Como incienso, combate, además, maleficios y presencias invisibles. Es una planta poderosa que debe usarse con suma prudencia. En el amor, se le conoce como la planta del “perdón”. Regalarla es una forma natural de disculparse y afrontar los sentimientos de forma positiva.

En la Antigüedad, era utilizada como método abortivo y, paralelamente, considerada el símbolo de la pureza, por lo que se solía beber pequeñas dosis de su infusión para “limpiar” el espíritu.Actualmente, algunos pueblos andinos conservan la tradición de bautizar a las rudas con nombres personales; también, las consideran amuletos y les confieren cuidados para que crezcan sanas y poderosas. 

Cuando requieren con urgencia un dinero extra, separan a las rudas macho de las hembra por una noche. A la mañana siguiente, al juntarlas, les piden que agradezcan estar nuevamente juntas y ayuden a quien los unió en su propósito.

PEONÍAS para el honor y amor.
La peonía, reina en su especie, es la flor de la riqueza y el honor. Simboliza el amor y el afecto, por esa razón, se recomienda colocarla en casa y gozar de sus beneficios. 

Los chinos dicen que, si el arbusto florece y sus hojas adquieren un verde intenso, se tendrá buena suerte.

ALOE VERA para proteger y atraer la buena suerte.
También llamada sábila, es oriundo de las zonas más desérticas de África, pero está difundido por todo el mundo. Es una planta protectora y portadora de buena suerte para las casas y los negocios. Por eso, se coloca en zonas de paso para detectar y absorber la energía extraña o negativa de las visitas.

Estudios científicos comprobaron que es capaz de absorber muchas de las toxinas que emiten diferentes materiales, como la fibra de vidrio o la pintura y, también, las radiaciones de algunos electrodomésticos.

En México y otros países americanos, es costumbre ponerles un lazo de color rojo cuando se invoca al amor, y uno verde, para la buena suerte. También, es frecuente su uso por su gran poder energético, comparable con el del diamante en el mundo mineral. En su sentido místico, se les atribuye la capacidad de purificar las almas.

CACTUS para protección mística.
Las culturas andinas usaban “cactus sagrados” en sus rituales chamánicos. El Peyote, cactus alucinógeno, es usado por los chamanes especialmente para vivencias lúcidas, al aire libre, donde la conciencia contemplativa se expande.

En la Biblia, los cactus son símbolo de protección. En Oriente, remiten a la paz y la fuerza; regalar uno es desearle fortaleza al otro. Para el feng shui, los cactus jamás deben colocarse en lugares de tránsito, los sitios adecuados para que ejerzan sus cualidades protectoras son los espacios abiertos.

BAMBÚ contra la envidia.
Esta dracena es “hermana” del tronco del Brasil o árbol de la felicidad (Dracaena fragans). Sus varitas se utilizan para leer el I Ching, oráculo milenario de los chinos. También, deshacen hechizos y alejan a las personas envidiosas. 

Actualmente, los “bambúes de la suerte” se han puesto de moda desde hace algunos años como artículo para regalar a quien se desee buena suerte. En China, se acostumbra obsequiarlo principalmente en el Año Nuevo. El Bambú de la china se cultiva y conserva en interiores. De acuerdo con el Feng Shui, aporta energía positiva al entorno en el que se encuentre.
  
CRISANTEMOS para la felicidad hogareña.
El crisantemo simboliza el otoño y está asociado con la vida apacible, la felicidad y el hogar. 
La variedad en color amarillo intenso es muy apreciado por los orientales, además, de la belleza de su flor.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana