Sexto Chakra: La confianza en tu intuición



El sexto chakra es conocido como Ajna, que significa “más allá de la sabiduría” y también suele hacerse referencia a el como tercer ojo. Se encuentra en el espacio entre las cejas conocido como tercer ojo, abarcando la glándula pituitaria, los ojos, la cabeza, y el cerebelo (mira sus otras referencias aquí).

El tercer ojo, invisible pero poderoso, es el centro de la intuición que te lleva hacia el conocimiento interno que te guía si se lo permites. Un sexto chakra equilibrado permite la clarividencia, la telepatía, los sueños lúcidos, amplía la imaginación y la visualización.

El mundo se experimenta a través de nuestros cinco sentidos, desde que estas en el vientre materno hasta este momento, has atribuido tus experiencias a lo que percibes con ellos. Has aprendido a confiar en lo que puedes degustar, oler, tocar, ver y escuchar, pero esta experiencia física es tan maravillosa como limitante, más aún cuando hablamos de la expansión de la conciencia.

Al igual que las aves pueden presentir cuando un tsunami está por venir, o las hormigas saben que una tormenta se avecina, los seres humanos también tenemos un sentido intuitivo y conocimiento interior que nos guía y con el cual podemos presentir cosas; hemos perdido el contacto con este sexto sentido, al igual que nuestra capacidad de confiar en él y esto se ha acentuado con el uso de las tecnologías, ya que hemos perdido mucho contacto con nuestro instinto más primordial para guiarnos.
Hay que recuperar esta confianza y permitir que la intuición retome su papel en nuestra vida. Para ello, puedes apoyarte de tus sentidos físicos ¿cómo? Entendiendo las pistas que te dan para seguir tu intuición. Por ejemplo, ¿alguna vez has tenido la sensación de que algo que estas a punto de tomar de tu refrigerador ya no sirve? Digamos que es la leche; tomas el empaque, lo hueles, hasta revisas la fecha de caducidad y todo parece correcto, pero cuando la bebes ¡sorpresa! Puedes sentir ese dolor en el estómago que te indica que efectivamente, contra toda revisión realizada, esa leche ya no estaba bien. A un nivel muy sutil, tú ya lo habías percibido, tu sentido del olfato detecto algo que no estaba bien y te dio la indicación, pero tú la pusiste en duda.

Esto también puede pasar cuando conoces personas que “no te laten” o cuando en un lugar percibes cierta incomodidad o “mala vibra” y más adelante te das cuenta de que efectivamente hay algo inarmónico que pudo provocar esa sensación: una persona deshonesta, una oficina conflictiva, etc. Esto lo detectas a través de pequeñas percepciones de tus sentidos, pero como no hay algo tan obvio o a la vista, lo ignoras.

Puedes utilizar tu sexto sentido para pedir orientación y así tomar las decisiones correctas. Ya cuentas con tu mente, intelecto y ego, y ahora también puedes incluir a tu alma en el proceso de tomar decisiones. Para recuperar la confianza en las pistas que tu intuición percibe y te transmite, y guiarte nuevamente con el apoyo de tu sexto sentido, puedes realizar un ejercicio muy sencillo: ir anotando las decisiones que has tomado y que han resultado acertadas, de esta manera tendrás un recordatorio y reforzaras que tu intuición te guía en la dirección correcta. También presta atención a tus corazonadas o a esas sutiles sensaciones que te hacen ir hacia adelante o retroceder; si no sabes qué hacer, pide a tu sentido de la intuición que se abra a fin de ayudarte a tomar la decisión correcta.

Recuerda: al igual que los animales en el bosque, tú también has tenido este sexto sentido siempre. Simplemente necesitas encontrarlo de nuevo y usarlo.

Si deseas aprender más sobre Ajna, tu sexto chakra y la intuición, hemos recopilado varias publicaciones para que profundices en su conocimiento:


¡Que las disfrutes y, sobre todo, las aproveches!


Luz y Amor.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana