Para arreglar al mundo...

Un científico pasaba todo el tiempo preocupado por los problemas del mundo y pensando en como resolverlos. Pasabas días y semanas encerrado en su laboratorio buscando respuestas a sus preguntas. 

Un día, su hijo de siete años se metió en el laboratorio decidido a ayudarlo en su trabajo. El científico, intentaba hacer que su hijo se fuera de ahí; sin éxito, se le ocurrió una idea para distraerlo. Tomó un planisferio que salía en una revista, y con una tijera, cortó el mapa en varios pedazos. Se lo entregó al hijo con un rollo de cinta adhesiva y le dijo: "¿Te gustan los rompecabezas, no? Intenta arreglar este mundo. Está todo roto, armalo tu solo."

El padre creyó que se demoraría días en armarlo, puesto que nunca había visto un mapa mundial. Pero a las pocas horas el hijo lo llamó muy entusiasmado diciendo que había terminado. ¿Como era posible? ¿Como había logrado hacerlo en tan poco tiempo?, se preguntaba el científico. 

 -"Tu no sabías como era el mundo hijo. ¿Como lo conseguiste?" 
-"Cuando cortabas el mapa, me di cuenta que en la parte trasera había la figura de un hombre. Solo tuve que arreglar al hombre que ya conocía, y al voltear la hoja, el mundo estaba arreglado."

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana