Eres lo que piensas

Un discípulo hablaba con su maestro, lamentándose de sus propias limitaciones: 
-Claro, es natural eres limitado. Pero, ¿no te has dado cuenta de que hoy puedes hacer cosas que años atrás no podías? ¿Que crees que ha cambiado? 
-Han cambiado mis talentos -respondió el discípulo. 
-No, has cambiado tu. 
-¿No es lo mismo? 
-No. Tu eres lo que piensas que eres. Cuando cambia tu forma de pensar, cambias tu. 


Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana