El Sagrado Colibrí

Desde que tengo memoria los colibríes me han emocionado y representado algo que solo puedo definir con la palabra “mágico”.

Unos seres tan pequeños y rápidos, con una vibración en su aletear tan elevada que pareciera estática; no se ven a diario pero cuando aparecen en nuestro camino podemos asegurar que la Madre Naturaleza nos esta hablando en su poético lenguaje.

Esta hermosa ave representaba para los Sabios Aztecas lo que nosotros conocemos como el Espíritu Santo. En su Danza Cósmica bebe el néctar de las flores símbolos de las Virtudes y Poderes del Alma, un Ritual representante de la Revalorización del Ser en su propia Obra.

Fue llamado por los Sabios Nahuas HUITZILIN o HUITZITZILLIN y siempre estuvo asociado a Huitzilopóchtli, el Dios de la Guerra Florida o que hace florecer al corazón, es decir, la Lucha Interior.

El colibrí es el símbolo por excelencia de la purificación, inclusive se ligaba a Quetzalcóatl, el Sol Naciente, el Niño Sol que se representaba siempre con un pequeño Huitzitzillin.

Existe una hermosa leyenda de origen Maya que nos habla de este singular pájaro, en la que se describe al colibrí en un halo de misterio y se le atribuye ser portador del pensamiento de los hombres:

“Si te desean un bien o un mal el lo transporta. Por eso, cuando lo veas volar cerca de ti, unas veces sentirás tranquilidad, como si te pusieran una flor en el pecho, en este caso, toma lo que te trae y como luz que arde en la luz, piensa en bien para los demás que el llevara tu deseo y luego vendrá a ti desde las Almas de los demás.

Pero cuando al revolotear cerca de ti sientas una inquietud que te punza, como si te clavaran una espina en el corazón, no lo toques, pero defiéndete en pensar bien y en desear cosas buenas para todos.

El Colibrí es el dardo que viene de las manos que no se ven y relumbra en la luz, como las miradas de los que desean en la oscuridad; por algo pasa por tu camino, puede ser por mal o puede ser por bien, pero es tu corazón quien debe saberlo.”

Si de ahora en adelante un Colibrí se aparece en tu camino, escucha a tu corazón, auto-obsérvate y míralo con la mas profunda conciencia, descubre las emociones que te mueve y de esta manera descubrirás el mensaje que lleva para ti.

3 comentarios...escribe el tuyo!

  1. No conocía la leyenda del colibrí, siempre me atrajo esta ave tan pequeña. Este año me tocó ayudar a liberar un colibrí atrapado, si bien no fue fácil lo pudimos rescatar y ponerlo en una flor. El mensaje que sentí fue dejarlo solo y ayudarlo. Gracias por compartir esta hermosa leyenda. Susana

    ResponderEliminar
  2. P/D El mensaje que sentí fue no dejarlo solo y ayudarlo

    ResponderEliminar
  3. Somos 2 Susu... también me he sentido muy atraída a esta avecita desde siempre.

    Debió ser hermosa tu experiencia; hace algunos años yo tuve una parecida y fue una sensación inolvidable.

    Saludos, luz y amor... :)

    ResponderEliminar

Lo + leído esta semana