Lilith ¿bruja, mártir o ninguna de las dos?

Tal vez hayas escuchado hablar de Lilith, en ocasiones como un ser a quien temer y hasta innombrable, en otras como una mujer fuerte y admirable y  hasta como reina de los vampiros. Pero, ¿existió Lilith o no? ¿de dónde surge toda está idea de la otra mujer de Adán?.

La realidad es que Lilith  no está en el Génesis, ni pertenece a la Biblia y tampoco aparece en las tradiciones cristiano-católicas. Su origen se encuentra en un mito de la cultura antigua hebrea que se remonta 2000 años antes de Cristo y se encuentran referencias a ella en libros de mística judía como Midrash, Talmud y Cábala.

Los antiguos hebreos crearon este mito, principalmente para resolver algunos "huecos" de la historia del Génesis, con lo cual intentaron responder a cuestiones como ¿Por qué hay una mujer antes que Eva en la Biblia? (Génesis I, 26)  y ¿por qué desaparece sin más explicación? (Génesis II, 19), y de paso dar respuesta a otros asuntos sin explicación de aquella época como la muerte de cuna.

El mito de Lilith esta cargado de miedo y de superstición, de mensajes ocultos que la han vuelto sumamente controvertida, desde quien le teme y la cree una mujer demonio a quiénes la han tomado como bandera para proteger los derechos de la mujer.

Sin duda un mito muy interesante, por lo que queremos compartir con ustedes la grabación de un programa que se transmitió por radio (y que esta ¡buenísimo!) en el cual se habla más a fondo de todo esto; escúchenlo para conocer más de la fascinante y controvertida Lilith.


En el programa se hace referencia a ciertas imágenes que se compartieron vía twitter, las dejamos publicadas para que Ustedes también puedan verlas:
Lilith y Eva pintadas por John Collier (1892)
Lady Lilith de Rossetti (siglo XIX)
Silbylla Palmífera de Rossetti (siglo XIX)
Relieve sumerio con referencia a Lamashtut y a Lilith  (1950 aC)
La verdad se asoma conforme se indaga por ella, cuando analizas todos los orígenes de este mito, los para qués, quién lo hizo, en qué momento, etc. y te das cuenta que Lilith no es todo lo que dicen, ni tiene porque estar prohibida o satanizada; la realidad es que hay temas que se cargan de energía y así es Lilith: una energía fuerte, contradictoria y polémica.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana