Desarrollando una mente positiva

El cultivar una actitud positiva es un trabajo diario.
 
Un primer paso es aceptar la realidad de las cosas que no se pueden cambiar. Dejas los sucesos pasados donde pertenecen: en los archivos históricos de la memoria reprimida. 

Si estas emociones se vuelven demasiado difíciles de olvidar, busca ayuda para cerrar este capítulo completa y definitivamente. De esta manera, no permitirás que los pensamientos negativos se agraven y controlen tu propio presente y futuro. Aprender a aceptar lo pasado como una lección para crecer en lugar de una cristalización de tu personalidad en el tiempo es la manera de liberarse de la negatividad. 

La aceptación es una gran parte de este pensamiento positivo, porque permite cerrar el capítulo y liberar la mente y el cuerpo, para alcanzar un estilo de vida más fructífero y de mayor calidad. 

Participa en actividades que te ayuden a crecer. Ésto incluye la meditación, yoga, el reflexionar en medio de la naturaleza, lecturas enriquecedoras, pasatiempos que satisfagan una pasión, etc. Encuentra algo que te calme, que te permita centrarte, y a lo que puedas recurrir cuando necesites recargar tus energías.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana