Personalidades tóxicas

Todos hemos conocido a esa persona que logra agotarnos o a la cual, consciente o inconscientemente, le sacamos la vuelta...son ese tipo de personas que pareciera que llegan a un lugar, y la gente y el ambiente alrededor se cubren de un halo obscuro, estresante y negativo. Esas son las personas tóxicas.

Conoce los diferentes tipos de personalidades tóxicas, para así identificarlas y mantenerlas lo más lejos posible (y si tu eres una de ellas, ¡transformate!).

El enojado con la vida.

Una persona que siempre está enojada, alterada, gritando y que reacciona contra todo el mundo de forma volátil es una persona tóxica. Estas personas necesitan mucha ayuda, pero no es necesario dejarte maltratar. Estar cerca de una persona como ésta hará que te enojes, veas ofensas donde no las hay, reacciones en lugar de reflexionar y tengas miedo. 

El que ve al mundo podrido. 
Una persona con esta visión del mundo siempre está desanimada y encuentra el lado oscuro en todo. Y le encanta la compañía desdichada. Mientras más pensadores oscuros estén de acuerdo con sus teorías conspiraciones y miedo, mejor. Por extraño que parezca, esta persona a menudo será competitiva con su desgracia, tratando de superar la desgracia de cualquier otra persona.

Esta persona es propensa a ver los errores de la gente como enormes transgresiones (y por lo tanto no puede perdonar) y a temer que las personas la decepcionarán en algún momento. Vive en un estado de constante negatividad determinada por el destino y desesperanza. Dado que no se sienten capaces de cambiar su dirección, tratarán de arrastrarte con ellos. 

El que busca atención.
Es una persona insegura, incapaz de crear su propio sentido de autoestima y emocionalmente inmadura. Estas personas tienden a "aferrarse". Quieren tu atención, la quieren cuando la quieren (¡ahora!) y tienen que ser el centro de todo. La necesidad constante de esta persona de que la escuchen y la rescaten te desgastará. Y su incapacidad de tranquilizarse y dar un buen vistazo a sí misma significa que tratará de absorber la energía y la vida de alguna otra parte, es decir, de ti. 

El chismoso.
"Cuando todo lo demás en tu propia vida falla, divulga las desgracias de otras personas", es el lema de este complicado personaje. En lugar de guardar las confidencias y ser solidario, esta persona permite que los sentimientos de envidia se apoderen de ella, en vez de canalizar sus sentimientos de envidia hacia otro lado.

Desafortunadamente, el chisme es emocionante para quien lo escucha en un principio, pero es como el alto nivel de azúcar: estalla rápidamente y los desagradables efectos posteriores hieren a todos. Si te has visto atrapado en un chisme y lo has divulgado o te has beneficiado con él, no te obsesiones ni te preocupes con tu complicidad. Perdónate a ti mismo, toma la decisión de sólo hablar bien de los demás a partir de ahora y escapa de esa esfera. 

El temeroso.
La preocupación, la ansiedad, los "qué pasaría si", y el miedo impulsan a esta personalidad. Todo en la vida, desde las relaciones hasta cruzar la calle, implica cierto temor y terror. Y la ansiedad de esta persona es, por desgracia, muy contagiosa.

¿Conoces a alguien con alguna de estas personalidades? 
¿Qué haces para mantenerte positivo? 
Dejanos tus comentarios...

3 comentarios...escribe el tuyo!

  1. Qué hacer si la persona tòxica es mi pròpia madre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es una situación un poco mas complicada por el vinculo familiar tan importante; te recomendaría primero tratar de hablar con ella, comentándole tu sentir y tratando de buscar un arreglo, tal vez ella ni siquiera se ha dado cuenta de su toxicidad... si haces estoy y das un tiempo prudente sin notar cambios positivos, trata de limitar tu contacto, tal vez a lo mas básico... en ocasiones puede resultar un proceso doloroso y que requerirá de mucho trabajo personal interno, pero a veces si es mas recomendable cortar por lo sano con la persona toxica, sea quien sea... no te digo que será facil pues este tipo de procesos, con vínculos tan fuertes y cercanos como el materno, son dolorosos y fuertes, además de tremendamente juzgados (no falta quien te quiera hacer sentir mal por tu decisión, pero a final de cuentas nadie más que tu sabe su sentir y lo que ha experimentado) pero sinceramente valora si vale la pena seguir aguantando o es mejor poner distancia para estar mas sano en la vida.

      Ojala no tengas que llegar a estos extremos, de corazón espero que con una charla a consciencia y de corazón a corazón, las cosas llegue a un acuerdo y solución adecuadas.

      Luz&Amor.

      Eliminar
  2. Muchas gracias! Mi problema es con mi hermana menor, siempre intenta molestarme y de pequeña siempre me ofendia o me robaba lo que otros me regalaban, ahora a cambiado mucho con mis padres pues se comporta somo muy pura y santa; se metio de religiosa,les hace muchos favores, se a ganado pero hay algo de ella que me desagrada mucho quizá sea su actitud altanera y arrogante, lo unico que se es que no quiero saber nada de ella

    ResponderEliminar

Lo + leído esta semana