Un descanso del sendero espiritual

Aparte del ego quien es el último enemigo a vencer, el alma tiene que afrontar falsa información, estructuras familiares y sociales, represiones mentales y emocionales, ideas y creencias personales, energías negativas externas de todo tipo y un largo etcétera. 

Sin embargo, cuando ya comenzaste a andar este camino, no hay vuelta atrás, una vez que tu consciencia ha despertado tu vida no volverá a ser la misma… para bien o para mal. 

El camino no siempre es fácil, hay veces que desearíamos mejor no haber sabido nada y volver a nuestra comodidad anterior, sin embargo no hay prisa y hoy estoy aquí para recordarte que siempre puedes detener por un momento tu travesía, apartarte del camino y descansar bajo la sombra de un árbol, retomar fuerza y seguir, porque “EL CAMINO” seguirá ahí… 

No importa si es largo, no hay prisa, confía en que ¡lo lograrás!

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana