Como crear tu espacio sagrado

Crear un espacio sagrado en tu casa no es difícil, requiere poco tiempo y espacio y el uso que le puedes dar es muy beneficioso.

El  primer paso es escoger un lugar lo más silencioso posible, por el que no pase mucha gente; es recomendable que puedas regular la entrada de la luz natural y de aire e indispensable que te permita permanecer sin ser interrumpido/a; una vez elegido el lugar, destina un tiempo a reunir algunos elementos y acomodarlos en el: 

Tapete y asientos.- Seguramente durante tus prácticas deberás permanecer sentado por largos tiempos y en algunos casos tal vez debas recostarte. Considera esto al crear tu ambiente, para que puedas acomodarte de la forma más cómoda posible. Si tu espacio es alfombrado y estas habituado/a, puedes recostarte y sentarte directamente en la alfombra o bien puedes utilizar los bancos especiales para meditación utilizados por los orientales; si no tienes alfombra, puedes colocar un tapete o colchoneta. Si se te dificulta estar en el suelo, destina una silla para realizar tus practicas sentado/a. 


Mesa o superficie de apoyo.- Para poner velas, incienso, imágenes (por ejemplo si vas a realizar una visualización), piedras o cualquier otro elemento que ocupes en tu práctica, siempre es necesario contar con una superficie donde puedas acomodar los elementos que utilizaras sin que estorben y de manera que se integren a tu ambiente. 




Velas.- Las velas nos relajan, ayudan en la concentración y crean una atmosfera de misticismo. Al encender velas la mente se tranquiliza y se ejerce una acción de equilibrio energético. Se recomienda usar velas simples, sin aromas y de preferencia blancas, aunque también puedes tener un “stock” de varias velas de colores para tener todo listo en caso de que algún día requieras un ritual especifico. Las que nunca deben faltar son las blancas; busca veladoras o cirios que son las que suelen durar más y colócalas en bases para velas, candelabros o lo que se requiera de acuerdo al tipo de vela que uses, esto con la finalidad de evitar accidentes. 


Inciensos.- El incienso es purificador y activa los estados contemplativos, además de neutralizar energías negativas; oler incienso nos ayuda a la expansión mental que hace fluir nuestros pensamientos más puros y nos contacta con las vibraciones espirituales. Los inciensos más recomendados para espacios sagrados son mirra, sándalo, copal u algunos de aroma suave como rosa, pino, violeta, jazmín, etc. Evita los aromas frutales a menos que los requieras para un ritual o fin específico. Es importante tener un incensario para colocar tu incienso al encenderlo y se mantenga sujeto de manera segura, para así evitar accidentes. 


Música.- La música nos ayuda a aislarnos de los sonidos del exterior y nos inducirá a un nivel más profundo de relajación. Dispón de un reproductor musical en tu espacio y de una selección musical para reproducir durante tus meditaciones, relajaciones u oraciones. La música utilizada debe ser suave y estable (aquí puedes descargar varias opciones). La más recomendada es la del género llamado “new age”. El volumen no debe ser muy alto, ya que servirá sólo como fondo de tu momento sagrado. 



Últimos consejos para tu espacio sagrado: 
-Dale onda; decora tu espacio sagrado de la manera que resulte más atractiva para ti; usa imágenes y colores que relaciones con la espiritualidad y te lleven más fácilmente a conectar con tu parte mística. Diviértete y crea un espacio único, en el que realmente te sientas cómodo y conectado. 

-Mantén en orden tu espacio sagrado; la energía fluirá mejor, te sentirás en armonía y con más tranquilidad con el solo hecho de que tu espacio sagrado se encuentre en orden y con cada cosa en su lugar. Consérvalo simple y despejado, solo ten lo necesario. 

-Para la silla, la mesa de apoyo o cualquier otro mueble (que no son muchos) prefiere aquellos elaborados de madera, ya que este material absorbe el miedo y ayuda a asentar la energía. 

-No olvides los fósforos; vas a encender velas e incienso de manera regular así que siempre ten a la mano en tu espacio sagrado algo con que prender fuego.

Y ahora si, a disfrutar tus meditaciones, oraciones y momentos espirituales en tu propio, único y especial lugar sagrado. =D

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana