3 frases que te liberan de cargas y rencores

Hay dos lecciones de Un Curso de Milagros que encuentro muy útiles para la vida diaria, especialmente para esos momentos en que sentimos muchas cargas encima y creemos que no podemos más.
Para comprenderlas del todo recomendaría leerlas completas, son las lecciones 193 y 194; ahora que, si pueden, les recomiendo hacer el curso completo para comprenderlas en su totalidad.

Sin embargo, aunque no lo hagan, el solo recurrir a las tres poderosas frases que encuentran en las referidas lecciones, puede hacer la diferencia en esa pesada carga que llevan sobre los hombros.

Las frases son las siguientes:

Perdona, y verás esto de otra forma.
Perdonaré, y esto desaparecerá.
Pongo el futuro en Manos de Dios.

La lección 193, de donde retomamos las dos primeras frases, gira entorno a la enseñanza de que todas las cosas son lecciones que Dios quiere que aprendamos y de ahí surge la necesidad de perdonar.

Con Un Curso deMilagros trabajamos muchísimo en el perdón y la idea que encierran estas palabras, es una forma maravillosa de activar nuestros mecanismos de perdón; podemos trabajar con ellas cada vez que sentimos que algo nos altera o estresa, o en esos momentos en que sentimos que no podemos más.
El curso nos recomienda repetir las frases “Perdona, y verás esto de otra forma” y “Perdonaré, y esto desaparecerá”, cada hora, borrando así todas las situaciones o vivencias negativas de los últimos 60 minutos, para comenzar la siguiente hora “limpia”; también nos recomienda (y esta es una útil manera de aplicarla cada día) dedicarle unos minutos a estas ideas cuando alguna situación o persona nos provoque rechazo, temor o cualquier clase de emoción o sentimiento negativo. Si bien es cierto que no siempre parece que todos nuestros pesares son a causa de falta de perdón, en realidad, eso es lo que en cada caso se encuentra en el fondo, tras todas las diferentes formas en que lo experimentamos.

Si lo anterior lo enriquecemos con la lección 194 que nos dice “Pongo el futuro en Manos de Dios”, abandonar nuestras cargas se vuelve mucho más sencillo. Hay que liberarnos tanto del pasado, perdonando, como del futuro, liberándolo de expectativas y dejando que la Sabiduría Divina nos indique por dónde ir.


Conforme te entrenas en convertir estos pensamientos en rectores de tu mente, desarrollas un grandioso hábito para liberarte de cargas innecesarias, pues se vuelve una forma de reacción inmediata ante cualquier tentación de caer en aflicción, sufrimiento, dolor y pérdida. Te estas liberando y salvando a ti mismo de vivir bajo el yugo del resentimiento y las ilusiones que te hacen ver un mundo alterado de la realidad divina. Y en la medida en que te liberes, el mundo será liberado y manifestado en su forma más pura, de manera perfecta y armónica, como el paraíso que Dios creó para ti, para mí y para todos.

2 comentarios...escribe el tuyo!

  1. Respuestas
    1. Hola Miguel! muchas gracias por tu visita. Los donativos los manejamos por medio de PayPal, acá encuentras la información:
      http://www.esenciadelser.com/p/donativos.html

      Luz y Amor :D

      Eliminar

Lo + leído esta semana