Reconciliación de los mundos material y espiritual.

Hace tiempo experimenté personalmente un “conflicto interno” entre mi mundo de creencias espirituales y mis necesidades y deseos en el mundo material, y aún hay períodos en que las dudas brotan de nuevo (trabajando en ello ), por lo que esta información me cayó como anillo al dedo, así que la comparto para quienes se encuentren o han encontrado en esta misma disyuntiva, esperando les aclare algunas ideas y les resulte de utilidad.
En cuanto al tema de la prosperidad y abundancia existe una inquietud generalizada, relacionada con la necesidad de tener que desenvolverse en un mundo material, justo ahora, cuando tenemos claras intenciones de dedicarnos a un mundo más espiritual ¿cómo integramos estas dos polaridades? ¿Cuántas veces hemos pensado que el dinero nos estorba o es la causa de tantos males y guerras en el mundo? ¿Por qué si somos espirituales, tenemos ahora que tener aprendizajes y desafíos en torno al dinero? Es justo eso, la oportunidad que nos da el universo, para integrar nuestra humanidad material, a lo energético y espiritual, para ahora crear integrando ambas polaridades: INTEGRAR, LIBERAR LA DIVISIÓN ENTRE LO MATERIAL Y LO ESPIRITUAL.


Estamos dejando un mundo 100% material, donde el dinero era lo importante, así fuera sin propósito, sin amor y representara poder haciendo incluso, mal uso de esta energía. A diferencia del viejo mundo, ahora no necesitamos el dinero para ser poderosos... en el nuevo mundo, primero conectamos con nuestro poder personal y nuestro corazón y después conectamos con el dinero, para ahora sí, hacer bueno uso de el. El dinero ya no será para sentirnos poderosos ante los demás, sino será el recurso para desarrollar nuestra misión y los aprendizajes que nos corresponden en nuestro presente. No hemos estamos dejando el mundo material, lo estamos transformando.
El ingresar a nivel mayor en cuanto al dinero, la prosperidad y la abundancia, implica avanzar nosotros mismos, a un nivel de consciencia mayor. Implica manejarnos en dos polaridades al mismo tiempo: El mundo espiritual y el mundo material, integrándolos perfectamente a nuestra vida, sin divisiones, ni uno fuera del otro, pues finalmente, somos materia y espíritu. Una persona que solo se maneja en lo terrenal, puede hacer dinero, pero es posible que haga un mal uso de el, pues estará faltando corazón, alma, propósito y amor en sus creaciones, tendrá dinero, pero no necesariamente se sentirá feliz ni satisfecho con sus creaciones, puede experimentar abundancia en lo material, al mismo tiempo que se siente carente de afectos o de tiempo. Vivir en abundancia, implica experimentar dicha abundancia en todas las áreas, no solo en lo económico.


Por el contrario, una persona que se maneja solo a nivel espiritual, pensando que lo terrenal “no es importante” entonces podrá manifestarse con mucho amor y propósito, pero tendrá problemas en sus asuntos económicos, poniendo en riesgo incluso su sobrevivencia; la carencia de esta energía provocaría que muchas de sus buenas intenciones, quedarán sin materializarse, por no tener los recursos económicos para desarrollarlas y mucha de su misión quedará coartada e inconclusa.

Mientras vivamos en un mundo material, requeriremos aprender a manejarnos a través de esta realidad. Estamos aquí para lograr un equilibrio entre lo espiritual y lo material, lo tangible y lo intangible, en otras palabras, estamos aquí para traer el cielo a la tierra y nosotros, como seres humanos, somos EL CANAL, justo el puente entre un plano y otro… atrévete a ser canal consciente de la abundancia, ¡ahora!

2 comentarios...escribe el tuyo!

  1. Muy buena enseñanza, eso es lo que necesitamos aprender y tener ese equilibrio en este plano terrenal, con sabiduría,Recibir,Dar, Tener y Agradecer por todo.Sigue Adelante.

    ResponderEliminar
  2. . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar

Lo + leído esta semana