¿Los préstamos personales y bancarios nos vinculan a la carencia o a la abundancia?


Pedir créditos no es ni bueno ni malo propiamente, realmente todo depende de la forma en que vivamos la experiencia y de la frecuencia de energía que nos impulsa a tomarlo. Un crédito puede servir como medio para que puedas adquirir algo que te hace feliz, la oportunidad llega, pero el dinero en efectivo no está, lo que un crédito puede ser una solución momentánea, si liquidas al corte, te habrás liberado de la deuda y habrás creado una estrategia inteligente y disfrutarás plenamente de lo obtenido. Si liquidas en pequeños pagos, sin que te sea gravoso, habrás creado una estrategia buena también. Estarás disfrutando de un bien que te hace feliz SIN SUFRIRLO.

Pero ¿qué pasa cuando adquirimos una deuda y cada que llega el estado de cuenta, sufrimos por pagar? Las deudas bancarias suelen tener una estrecha relación CULPA-CASTIGO. Deseamos algo y al mismo tiempo, nos sentimos culpables de poder disfrutarlo, sentimos que no lo merecemos, creando un conflicto interno que nos producirá una tremenda interferencia que hará que aquello que deseamos, llegue, pero sin aportarnos una felicidad plena, tal vez obtengamos lo que nos hace feliz pero de manera paralela, lo sufriremos mes a mes a través de la deuda. Ten cuidado si alguien te dice que: "Aprecies el que el banco confíe en ti y que esta deuda representa la credibilidad en tu credibilidad adquisitivo". No te auto-engañes, no hay mucho que pensar, si lo sufres, NO ERES FELIZ. No te engañes pensando que un crédito es la única forma de acceder a lo que deseas, siempre hay alternativas, y una de ellas, es ser CREADOR de la suma de dinero que necesitas SIN DEUDAS, NI DOLOR, NI SUFRIMIENTOS, NI CULPAS. Solo así podrás experimentar una verdadera y real LIBERTAD FINANCIERA

Tomar un crédito puede vibrar en la creencia de sentirnos incapaces de crear la suma de dinero que necesitamos, esta vibración puede estar vinculada al primer chakra. Si nosotros trabajamos nuestros centros de energía, podemos elevar tanto la frecuencia, al grado de dejar de vivir al nivel del primer chakra (sobrevivencia), para trascender (y vivir) a través del chakra corazón, en donde nuestras elecciones serán mucho más sabias y sobre todo, serán en amor. A través del amor, dejamos de crear circunstancias de dolor, eligiendo caminos, personas y bienes, vinculadas al corazón (nuestros deseos más profundos), si vives a través de los chakras primarios (materialistas) puedes caer en las siguientes tendencias al momento de elegir "lo que te hace feliz":

Elección a través del primer chakra: Deseos de posesión, más que de trascendencia.
Elección a través del segundo chakra: Deseos y placeres más por capricho y auto-compensación, que por amor.
Elección a través del tercer chakra: Deseos por ambición o exceso de control y poder.

Ninguno de esto puntos te llevará a una felicidad plena, pues todos representan una felicidad efímera. El disfrute de aquello que tomaste, terminará antes que tu deuda.

El equilibrio de todos nuestros centros de energía, harán que nuestras elecciones estén mucho más alineadas a nuestra verdad interior, incluyendo nuestras manifestaciones materiales.



Compartido en el boletin de
 www.rutasdelalma.com

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana