Shunya Mudrá: Mudrá de la Sabiduría

Este mudrá requiere que lo ejecutes en las dos manos. Para realizarlo, une el dedo pulgar con el dedo medio de ambas manos, el resto de los dedos quedan extendidos; con esta posición lo que se pretende, es conectarnos con la sabiduría universal. 

Cuando hagas tus relajaciones, utiliza este Mudrá y cosas importantes surgirán en lo mas profundo de tu consciencia; se recomienda que lo acompañes de algún tipo de meditación de sanación del pasado y apertura espiritual. Este es un mudrá muy interesante que nos pone en contacto con esa parte de nosotros mismos a la que pocas veces prestamos verdadera atención: nuestra voz interior. 

Todos nosotros llevamos una gran sabiduría que está por despertar y que puede ser despertada con este sencillo gesto de la mano. Está directamente relacionado con el quinto y sexto chakra. Este es un mudrá para realizar con calma y muchas ganas de descubrir cosas en nuestro interior y en nuestra vida que deben ser solucionadas. Es ideal para meditaciones profundas. 

Básicamente lo que hace este mudrá es ponerte en contacto con tu espíritu para que escuches sus sabios consejos y sus importantes mensajes sobre ti mismo y sobre tu vida. Se abre así tu capacidad de escuchar atentamente. De este modo esa escucha y comprensión se materializan en tu vida a modo de una mejora de tus relaciones personales ya sean de amor o de amistad. Prestar más atención a cómo se sienten los demás te ayuda a comprenderlos un poco mejor. 

A su vez, esta capacidad de escucha emanada de lo más profundo de tu ser, te permite descubrir tu karma. Así realizando con frecuencia este mudrá podrás ponerte en contacto con esas heridas del pasado, escucharlas atentamente para comprender que debes sanarlas. 

¡Recuerda!  
 Los mudrás se practican con una presión ligera de los dedos hasta sentir un flujo de energía por el cuerpo, mientas que las manos están completamente relajadas.

Más sobre Mudrás >>

1 comentario...escribe el tuyo!

  1. . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar

Lo + leído esta semana