El Camino Blanco: Visiones de los Indígenas de América

Los Ancianos Mayas sabían de la necesidad de llevar a cabo la "Ceremonia del Águila y el Cóndor", una ceremonia que permitiría a la Serpiente de Luz (Kundalini de la Tierra) continuar su camino. Así lo afirmaba su calendario. También sabían que mover el flujo de poder de la gran Serpiente de Luz iba a requerir más energía humana que la contenida sólo en América Central y del Sur. Necesitaban la energía y la cooperación de Norteamérica. Y esta ceremonia podía reunir a América del Norte, el Águila (razón y pensamiento) y a América del Sur, el Cóndor (corazón y sentimiento) de forma que pudieran trabajar al unísono para ayudar a esta energía kundalini de la Tierra a llegar a su destino final.



Muchas tribus, incluso blancos que imitaban a los nativos, creyeron que podían llevar a cabo esta ceremonia del águila y el cóndor, y lo intentaron varias veces. Lo que no se entendió fue que la ceremonia debía aguardar hasta un determinado día del futuro y que sólo podía ser celebrada por los mayas.



El 19 de febrero de 2001, tal y como había predicho el calendario maya, este pueblo y otros doscientos de América del Norte, Central y del Sur se reunieron, y la ceremonia del águila y el cóndor tuvo lugar al fin. Todo está documentado en una preciosa película llamada "El Camino Blanco: Visiones de los Indígenas de América", la cual hoy compartimos a través de este blog.



Cuando la ceremonia quedó concluida, ya se podía por fin hacer algo para ayudar a la Serpiente de Luz a encontrar su lugar de descanso, aquél donde podría enroscarse en las profundidades de la Tierra durante los próximos trece mil años y presentar al mundo entero los nuevos conocimientos espirituales y la energía que iba a necesitar la raza humana para seguir su evolución.










1 comentario...escribe el tuyo!

  1. hola amiga mi visita es para decirte que mi blog Meditaciones en el Mar Rojo cumplió su 1er aniversarío y te einvito a que recojas premios y regalos que quiero compartir contigo,abrazos de luz desde israel te desea , helen.
    Cuando movemos un dedo estamos afectando a la estrella mas distante...grande amiga y cierto.

    ResponderEliminar

Lo + leído esta semana