El poder de tus palabras

"Las palabras son nuestra fuente más inagotable de magia, 
capaces tanto de infligir heridas como de sanarlas." 
~Albus Dumbledore en Harry Potter~
Si comprendiéramos el inmenso poder que tienen las palabras, cuidaríamos con celo todo aquello que sale de nuestra boca.  Hay que aprender a utilizar este poder con precisión, respeto y sobre todo con sensatez, pues con la palabra podemos elevar a alguien a las alturas, pero también podemos hacer que se desbarate un reino. La palabra crea o destruye, tan sencillo como eso. 

No hay nada más destructivo que las frases dichas sin pensar y repetidas inconscientemente. Muchos futuros han sido malogrados a partir de simples palabras. Frases como: "eres un tonto", "no sirves para nada", "tú no sirves para eso", "es muy dificil", "no lo lograras", "eres un desastre", llegan a la mente y van conformando una actitud de vida que nos llevará a fallar en muchas cosas porque muy dentro fue sembrada la semilla del fracaso. 

Aquello de que las palabras se las lleva el viento, es así pero no sin antes dejar su huella, positiva o negativamente. Las palabras curan o hieren a una persona. Por eso mismo, los griegos decían que la palabra era divina y los filósofos elogiaban el silencio. Cuidemos nuestros pensamientos, porque ellos se convierten en palabras y marcan nuestro destino. Meditemos para saber cuándo y cómo hay que comunicarse, y cuándo el silencio es el mejor regalo para todos. Se es sabio cuando se sabe cuándo hablar y cuándo callar. Pensemos muy bien antes de hablar cuando estamos airados o resentidos. Las palabras son vivas, bendicen o maldicen, alientan o abaten, salvan o condenan. Si todas nuestras palabras son amables, los ecos que escucharemos también lo serán. De nosotros depende si las usamos para bien o para mal.

La palabra dicha es como el agua derramada, no se puede recoger. Lo que sí es posible es cuidar de ahora en adelante aquello que expresemos. Desecha aquellas palabras que actúan como misiles, las negativas, las desmotivadoras, las ofensivas, las limitantes y procura regar tu fértil mente y la de quienes te rodean con palabras que inspiren amor, que construyan, que halaguen, que motiven, que lleguen al corazón y hagan que crezcan las inmensas potencialidades que cada persona tiene en su interior.

Una palabra amable puede suavizar las cosas. Una palabra alegre puede iluminar el día. Una palabra oportuna puede aliviar la carga. Una palabra de amor puede curar y dar felicidad. Una palabra irresponsable puede encender discordias. Una palabra cruel puede arruinar una vida. Una palabra de resentimiento puede causar odio. Una palabra brutal puede herir o matar.

Cuidemos las palabras, ellas tienen poder.

2 comentarios...escribe el tuyo!

  1. LAS PALABRAS SON ARMAS DESTRUCTIVAS SI SALEN DE UN SER HUMANO CON: MALA INTERPRETACION, PERCEPCION IRREAL, FALTA DE INFORMACION Y MALA COMUNICACION, EN ESOS CASOS ESPECIFICOS EL SILENCIO ES LA SOLUCION A ESE NIVEL DE ESTADO TRANSITORIO. SOCRATES DIJO " YO SOLO SE QUE NO SE NADA" LA TRANSMISION DE LAS PALABRAS PUEDE SER DE MANERA DIRECTA O TELEDIRIGIDA Y EL EFECTO ES EL MISMO CUANDO LAS PALABRAS SON ELEMENTOS POSITIVOS Y DE CONSTRUCCION ESE ES EL ESTADO TRANSITORIO DEL SER HUMANO DE COMUNICACION Y CONOCIMIENTO PURO DE LA REALIDAD. LAS PALABRAS EN TRANSMISION DIRECTA O TELEDIRIGIDA NO PIERDEN LA PUREZA DEL CONOCIMIENTO ESPIRITUAL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Miguel... a veces lo mejor es el silencio (ademas de un remanso para el alma).

      Por eso me encanta la frase aquella: que tus palabras sean mas bellas que el silencio... si no es para aportar y engrandecer, de verdad que lo mejor sería guardar silencio, mientras llegamos a ese estado superior y divino donde podamos transmitir telepaticamente sin interferencias de por medio que puedan modificar la esencia de nuestro mensaje.

      Luz y Amor para ti... mil gracias por tu valioso aporte :D

      Eliminar

Lo + leído esta semana