Rodéate de buena gente

Rodéate de gente que crea en ti y que ame tu luz y tu singularidad. 

Permítete solamente personas que te quieran, apoyen y acompañen en tu camino. Los enemigos y los envidiosos déjalos para otra vida, es decir para nunca jamás. 

Debemos rodearnos de personas que derrochen amabilidad, sinceridad, honestidad y franqueza. Gente que se atreva a decirnos con igual valentía que nos estamos equivocando o que vamos camino del éxito. 

Recuerda que el que otros no crean en ti no significa que tu no debas hacerlo. Que otros no sean capaces de ver tu talento no significa que no lo tengas. Si crees en ti siempre acabarás por hallar en tu camino a los que como tú valoran la honestidad y la honradez del espíritu. 

Solo tienes esta vida para vivirla. Tú solamente tú escoges los principios e ideas según las cuales quieres y te da la real gana vivirla. 

Roseta Forner

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana