La taza de la vida


Un sabio tomaba té con su discípulo, interesado en descubrir las grandes verdades universales. El joven preguntó: -Maestro, ¿qué ocurre con el cuerpo y el alma después de la muerte?

El anciano dejó caer la taza, que se hizo añicos, y preguntó al discípulo: - ¿Qué ves?

-Que se ha roto la taza.

-Exacto, la taza ya no es taza, pero el té sigue siendo té...

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana