El descenso del Dios...

Simbólicamente hablando y de acuerdo con las creencias paganas, el día de hoy (1 de Agosto), es la época en la que el aspecto masculino de la Divinidad va perdiendo su fuerza.

Es el tiempo de la primera cosecha, las plantas de la primavera se marchitan y caen sus frutos y semillas para nuestro uso, además de asegurar futuros cultivos.

Es una celebración de la abundancia, el momento en el que se recogen los granos que servirán de alimento durante el invierno.

Es un momento propicio para meditar sobre las ganancias obtenidas durante el año, los tesoros encontrados, amigos, éxitos y todo aquello que sembramos y que finalmente se cosechan y se vuelven una realidad.

Viene la calma y el descanso de la energía, debemos poner atención a nuestro interior, es tiempo de introspección y meditación.

Medita sobre la siguiente oración...

Ahora es el tiempo de la primera cosecha,
Cuando se presentan las dádivas de la naturaleza
Para que podamos sobrevivir.

Oh Dios de los campos en maduración, Señor de los granos,
Dame el entendimiento del sacrificio mientras te
Preparas para entregarte bajo la hoz de la Diosa
Y viajar a las tierras del eterno verano.

Oh Diosa de la Luna oscura,
Enséñame los secretos del renacimiento
Mientras el Sol pierde su fuerza
Y las noches se enfrían.

Como la primera cosecha, mezclando sus energías con las mías
Para continuar con mi búsqueda de brillante sabiduría y perfección
Oh señora de la Luna y Señor del Sol,
Misericordiosos frente a quién las estrellas detienen su curso,
Doy las gracias por la continua fertilidad de la tierra.

Que los granos pierdan sus semillas para que sean quemadas
En el seno de la madre, asegurando renacimiento
En el calor de la próxima primavera...

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana