Meditación corta para practicas diarias

Hay una técnica muy simple y practica de meditar y con la cual podemos avanzar a nuestro propio ritmo.

El ejercicio consiste en comenzar concentrándonos durante un minuto. En este minuto te concentrarás en tu respiración mientras piensas “¿Cómo puedo servir?”.

Este ejercicio clarifica la mente e inmediatamente nos hace sentir mucho mejor, con más calma y paz interior, especialmente si lo hacemos durante situaciones estresantes en la casa o el trabajo. Parece simple pero los resultados pueden sorprenderte.

Además, la ventaja de este ejercicio es que puede extenderse cuanto tiempo desees. Hoy empieza con un minuto, mañana dos y así sucesivamente, hasta que llegues a diez. Puedes mantenerte en diez minutos por cuantos días consideres necesario y después ir incrementando en intervalos de 5 o 10 minutos, como mejor te parezca. Y si te sientes cómod@ quedándote en 10 minutos, también está correcto; dedica 10 minutos diarios y notarás como cada día que logras encontrar o hacer el tiempo para tu meditación diaria, te sentirás feliz de haberlo logrado.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana