Ventajas de hacer Yoga en casa

Como les conté en Facebook, estoy muy emocionada de haber retomado Yoga y de haber encontrado este canal que se ha convertido en mi compañero fiel para hacer yoga en casa. Hasta ahora hay 3 clases que son mis favoritas y que son las que más practico… si quieren que les comparta cuales son, díganme en los comentarios y les cuento en una próxima publicación ;)
Después de más de un mes de hacer yoga en casa y sentirme muy feliz con ello,  me he dado cuenta de las ventajas de hacerlo así… no digo que ir a una clase en persona  sea mejor o peor, simplemente es diferente y cada forma tiene sus pros y contras; hoy quiero enfocarme en esos pros de cuando practicamos en casa :)

1.- No necesitas transportarte ni ajustarte a un horario.
Parte de por qué dejé de ir a clases de Yoga fue a causa de que me mudé a un lugar algo alejado de la ciudad y con el trabajo y demás, ningún horario y/o lugar se me acomodaba. Ahora, solo pongo el video de la clase, acomodo mi tapete y ¡listo! sin transporte, sin tráfico, sin prisas ni presiones; si se me antoja lo hago por la noche o a la hora que me plazca (o que tenga oportunidad). Ahorras bastante tiempo, lo cual me lleva a la siguiente ventaja…

2.- Puedes practicar más tiempo
Como no estas sujeto a un horario, si tienes 2 horas libres y decides dedicarlas a Yoga, serán 2 horas integras de clase. El tiempo que te ahorras en trasladarte, puedes acabar invirtiéndolo en más tiempo de práctica.

Igualmente, si tu pretexto ha sido la falta de tiempo para ir a clases, haciéndolo en casa es mucho más factible que lo hagas, pues en lugar de tener que apartar, digamos, 2 horas de tu día para asistir a Yoga (media hora de ida, 1 hora de clase y media hora de regreso), solo necesitas la duración de tu clase (las que yo estoy siguiendo, duran en promedio media hora por clase…¿así o más sencillo?).

3.- Puedes practicar desnudo/a.
Ok, tal vez esto no sea para tod@s, pero ¿has probado alguna vez hacer yoga sin ropa? ¡Es una de las sensaciones más fantásticas y libres de la vida! Además, muchas posiciones se logran mejor sin telas de por medio ;)

Y bueno, no creo que cualquier lugar te permita hacerlo, o a lo mejor eres más reservad@ de tu intimidad y de todas formas no lo harías enfrente de una clase completa, pero en casa ¿Por qué no?

4.- Sin pena de los sonidos de tu cuerpo
Los que han practicado yoga, saben que, especialmente, algunas posiciones provocan que nuestro interior se mueva y algunos sonidos naturales del cuerpo tengan que salir… por ejemplo, los gases (hahaha, ¿pueden creer que hasta hay una posición de ”liberación de los vientos”?, entiéndase por vientos: ¡prrrrrrrr!) y aunque los instructores lo saben y de hecho, a mí me ha tocado que hagan mención en clase de que si eso sucede es totalmente normal y no te abochornes, bueno, algunos todavía se reprimen de los sonidos u olores que puedan emanar de sus hermosos y flexibles cuerpos :P

5.- Intentar y repetir cuantas veces quieras
En clase, vamos siguiendo al instructor y la idea es que todos vayamos haciendo lo mismo; pero cuando practicas en casa, si disfrutas mucho de una asana, puedes quedarte en ella cuanto tiempo quieras; si hay alguna posición que te está costando más trabajo, puedes repetirla e intentarla hasta que sientas que has mejorado. El tiempo es totalmente tuyo.

6.- Ahorras
Ya mencionamos que ahorras tiempo al no transportarte, pero también estas ahorrando el gasto que ello conlleva. Además, está el factor de ahorrar un dinerin más en el pago de las clases, que al menos en donde yo vivo son algo caras. En otros lugares donde he radicado, había clases mucho más económicas y bastante buenas, pero no en todos lados es así. Actualmente hay muchas opciones en internet, tanto gratuitas como de paga, pero aun cuando escogieras las de paga, los precios resultan mucho más económicos que muchos que yo he visto por aquí.

7.- Más opciones
Si bien, es prácticamente imposible que tengas las instalaciones en tu casa para practicar hot yoga, para la cual, sí requieres un estudio especial con temperatura elevada, la mayoría de las variaciones de yoga, las puedes practicar fácilmente en cualquier lugar; sin embargo, no en todos los lugares existen tantas opciones de diferentes variantes: hatha, kundalini, ashtanga, vikram, etc. Al buscar clases online, encontrarás una amplia gama de posibilidades, sin limitarte a las que existen cerca de ti.

Como puedes ver, practicar Yoga en casa es una gran opción, ya sea que decidas seguir una rutina que aprendiste en clases presenciales, alguna de un libro o revista, o bien en videos de internet o de otro lugar.


Inténtalo y nos cuentas ;) Namasté.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana