Autoconexión coloreando un mandala

Los mandalas son un símbolo del cosmos y la eternidad y con su ayuda podemos recobrar nuestra calma interior.

Para pintar tu mandala, primero elige un modelo de nuestro album e imprímelo (https://www.facebook.com/media/set/?set=a.152073234877912.39593.139889459429623&type=1&l=d7673755c0); luego de que hayas seleccionado tu mandala,  plantéate la forma en la que lo quieres pintar:

- Colorearlo de afuera hacia adentro significa que "buscas tu centro", es decir, que quieres contactar con tu subconsciente.
- Pintarlo a la inversa, de adentro hacia fuera, significa que deseas exteriorizar tus emociones.

Colorea tu mandala con las tonalidades que tu interior e intuición elijan, deja que tu estado de ánimo escoja los colores; si planificas, puede quedar mejor, más armonioso a nivel visual, pero el objetivo es sólo relajarte, despertar tus sentidos, desarrollar el autocontrol, encontrarte contigo.  

Al pintarlo, no pienses en llegar a la perfección: libérate de todo pensamiento y disfruta del movimiento de tus manos.

Cuando termines, admira lo que has hecho, concéntrate en los colores, deja que el mandala te hable y disfruta de la relajación y el equilibrio que has alcanzado, y del rato contigo mismo.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana