Vivir amablemente

Incluso un pequeño acto de amabilidad puede generar un gran impacto.
Porque la amabilidad, una vez ofrecida, cobra vida propia.

Hasta un pequeño acto de amabilidad puede llegar lejos, muy lejos.
Porque se multiplica a medida que el tiempo pasa.

¿Quieres transformar rápida y profundamente tu vida, para mejor?
La amabilidad es una poderosa manera de hacerlo.

No, no toda amabilidad que ofrezcas será valorada de inmediato,
o reconocida o replicada. Sin embargo, la amabilidad genuina es
imposible de negar y aun cuando parezca que nada logra,
realmente genera un impacto.

De hecho, cuanto menos efectiva pueda parecer la amabilidad en
un principio, durante más tiempo y más profundamente se sentirá
su fuerza. Porque de una ú otra manera, la amabilidad siempre
marca una diferencia.

Vive con amabilidad y vivirás con fortaleza, con confianza, con
efectividad verdadera. Vive amablemente y harás de tu mundo
un mejor lugar para vivir.


Gabriel Sandler

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana