Reflexiones sobre la influenza (por Harumi Puertos)

Queridos amigos:

Cuando el pasado mes de Julio tuvimos la oportunidad de estar en La Ciudad de México para el Encuentro Holístico que llevamos a cabo Marita y yo, tuvimos la oportunidad de platicar con el grupo que se formó aquella vez sobre la densidad que había en la ciudad. Desde aquella vez veíamos venir un fuerte proceso de limpieza, en realidad, no hacía falta mucho para poder percibir la obscuridad que ahí habitaba. Sabemos que estamos justamente en tiempos de transformación y en La Ciudad de México había mucho que transformar. Solo que no sabíamos la forma ni el propósito en específico.

¿Por qué la influenza a La Ciudad de México?
De manera psicosomática, los resfriados o gripes aparecen cuando una persona ha llegado al límite de sus fuerzas, al límite de cargas que puede sostener, al límite de responsabilidades que puede cumplir. La gripe se presenta cuando todo nuestro sistema requiere poner un freno al ritmo de vida que se lleva, pero no se lo permitimos. Nuestro sistema nos obliga a frenar por medio de la enfermedad.

No es extraño que un virus de esta magnitud caiga justamente en La Ciudad de México, la ciudad donde más estrés, tensión y miedo existe. Donde la mayor parte de las personas han quedado atrapadas en un sistema de vida suicida, donde se dedica la mayor parte a trabajar bajo horarios extremos. La ciudad donde más tiempo se le dedica a los traslados, dos o tres horas para llegar a un lugar, mientras se viaja con el temor de ser asaltados o secuestrados. No es raro que el virus se instale en una ciudad donde no hay forma de purificación pues nuestra conexión con el Universo está cubierta del denso smog y al mismo tiempo, el mismo smog deja atrapadas las energías del miedo y el estrés dentro de la ciudad sin posibilidad de liberarse. La desconexión existente es verdaderamente grande a causa de estos factores. Todo ha estado encapsulado por tanto tiempo que era inevitable un proceso de liberación. Los habitantes de La Ciudad de México están esclavizados a un sistema del cuál parecen no poder encontrar salida y solo un medio de esta magnitud puede ser capaz de obligar a ver hacia dentro de si mismos.

No es raro que las vacunas no funcionen y que los medicamentos no sean suficientes, este tipo de afecciones no se curan con vacunas ni médicos EXIGE UNA TRANSFORMACIÓN DE FONDO. No hay vacuna que nos prevenga porque el propósito no es liberarnos de una gripe mayor, EL PROPÓSITO ES LIBERARNOS DE LA ESCLAVITUD.

La mejor forma de prevenir que el virus se extienda y se convierta de verdad en pandemia es tomar consciencia de que YA NO ES POSIBLE SOSTENER UN RITMO DE VIDA BASADO EN EL SACRIFICIO, LA ESCLAVITUD, EL MIEDO Y EL ESTRÉS. Es urgente idear cambios y alternativas, reestructurar nuestra vida y conectar CON NUESTRO VERDADERO PROPÓSITO DE VIDA, el cual no es justamente la obtención del dinero por dinero. Hace falta conectar con nuestra esencia y nuestra naturaleza, que no es precisamente la necesidad de trabajar para obtener artículos y lujos fatuos e innecesarios. La influenza nos obliga a RESPETAR NUESTRA INDIVIDUALIDAD y soltar acciones que obedecen a la INFLUENCIA de los demás (familia, sociedad, medios de comunicación, jefes, gobierno, etc.).

¿Qué podemos hacer al respecto?
Reflexionar: Si consideras que estás dentro del grupo de personas que viven un ritmo acelerado de vida, en base al sacrificio, la esclavitud, generando grandes dosis de estrés, detente y toma consciencia de ello. La toma de consciencia es la única medicina preventiva viable en estos momentos.

Enviar luz: Si no estás dentro del grupo, entonces envía luz a La Ciudad de México y a toda la República Mexicana, ya sea Luz en intención, por medio del pensamiento, por medio de la meditación o energías como el reiki.

Tomar medidas oportunas: Mantente informado y sigue las instrucciones pertinentes para este caso. De ninguna manera debemos descartar vacunas, médicos ni información de los medios.

La influenza es solo un proceso de transformación para generar luz donde hay obscuridad, en la medida en que conectemos con nuestras necesidades esenciales, esta crisis se detendrá.

Compartido a través del Boletín de Rutas del Alma

4 comentarios...escribe el tuyo!

  1. Muy buen post preciosa.Me uuno al envio de luz a Mexico.abrazos!!

    ResponderEliminar
  2. El mensaje que ha estado enviando sobre la influenza me parece, francamente, de muy mal gusto. La ciudad
    > de México no es la ciudad del mundo donde mas stress y miedo haya.
    > Me gustaría que usted y Marrita vivieran unos
    > días en Beirut, Kabul o en Lagos, para que sepan lo que es el
    > miedo y el stress. También seria bueno que vivieran algunos meses
    > en Tokio o en Shanghái, para que vea que hay lugares donde la
    > gente viaja más de 6 horas para ir al trabajo. Francamente yo no
    > tengo miedo de que me secuestren, así como muchos de mis amigos
    > (será por que no tengo dinero?). Yo estuve en África occidental y
    > ahí si me daba miedo un secuestro. Un primo mío vivió en
    > Guatemala, de donde huyo después de que varios de sus compañeros
    > fueron secuestrados.
    > En lo que respecta a por que las vacunas no funcionan con un virus
    > nuevo, seria bueno repasar los principios básicos de la inmunología. No hay que recurrir a supersticiones de luz
    > y energía para explicar fenómenos que pueden ser entendidos con la
    > razón: para un virus nuevo hay que desarrollar una vacuna nueva.
    > Eso toma meses.
    > A lo largo de todos los tiempos los virus han evolucionado y sus
    > mutaciones han resultado mortales para las grandes especies, tanto
    > animales como vegetales. Cuando los continentes se han unido por
    > puentes de tierra, múltiples especies desaparecen, debido al
    > contacto que se establece con individuos que no tienen inmunidad.
    > Muchas de las extinciones masivas del pasado así se explican.
    > El amarillamiento letal, que repentinamente afectó a muchos de los
    > cocoteros en los años 90s, se dio por que los cocoteros estaban
    > estresados? El virus del mosaico del tabaco, ataca porque las
    > plantas viajan mucho ó tienen miedo?
    > Durante el siglo III apareció repentinamente el inofensivo
    > catarro...segando la vida de un tercio de los habitantes del
    > imperio romano. La peste negra devastó en el siglo XII a todas las
    > poblaciones desde Corea hasta Portugal, matando al 80 % de la
    > población mundial. Cuando los españoles llegaron a México había 21
    > millones de habitantes, 30 años después quedaban... 600 mil!! La
    > mayoría muertos de catarro y de viruela. Los corpulentos
    > mesoamericanos no podían resistir a una enfermedad como el
    > catarro, que normalmente no mata ni a un niño. Por que? No es por
    > que le tuvieran miedo a los secuestros sino por que no habían
    > desarrollado las defensas inmunológicas necesarias.
    > Que tenían en común los griegos de Pericles, los romanos, los
    > persas, los chinos, los hindúes, árabes, mongoles, aztecas e
    > incas? Por que los fulminaron las plagas? Lo que tenían en común
    > es que constituían imperios, es decir, inmensas organizaciones
    > sociales donde seres humanos recorrían enormes distancias,
    > comerciando, explorando, batallando y... transportando virus.
    > En el siglo XX la humanidad sufrió la influenza española y la
    > gripe de Hong Kong, muriendo millones de personas a causa de ello.
    > No fue por que los españoles y cantoneses tuvieran miedo o
    > estuvieran estresados. Estas epidemias tampoco desaparecieron por
    > enviar luz y energía, sino por que se establecieron cuarentenas y
    > se desarrollaron (muchos meses después) vacunas y antivirales.
    >
    > Hoy he recibido correos donde dicen que la tragedia que vive
    > nuestro país se debe a un complot del banco mundial, a Felipe
    > Calderón que se quiere hacer dictador, a Bush que se quiere vengar
    > de Fox, a los extraterrestres de Falun dafa, a las farmacéuticas,
    > a Osama que quiere que nos convirtamos al islam, a Benedicto XIII
    > que quiere frenar el consumo de condones, a Dios que quiere
    > castigar los pecados de los mexicanos,...
    > Yo prefiero ceñirme a la razón, saber que los mexicanos no tenemos
    > la culpa de lo que ocurre y que nuestro gobierno simplemente no
    > estaba preparado para afrontar una contingencia natural, en un
    > mundo globalizado donde una enfermedad puede llegar en horas a
    > cualquier rincón del planeta.
    > Considero que solo el aislamiento de la población, en sus casas, y
    > el tratamiento oportuno de la enfermedad podrán frenar el avance
    > de este nuevo virus...que no será el último.
    > Saludos
    >
    >
    > Ps. le recomiendo dos maravillosos libros sobre el tema: Guns,
    > germs and steel y Colapso, ambos de Jared Diamond, quien recibió
    > el premio pullitzer por el primero. Ahí analiza con todo detalle
    > el impacto de los virus a lo largo de la historia.

    ResponderEliminar
  3. Se respetan todas las opiniones y nadie obliga a nadie a creer en algo o o rechazarlo...

    Me gustaría que la persona que escribió este comentario hubiera firmado el mismo, o bien dejado algún rastro, debido a que como "Anónimo" es difícil seguir compartiendo...

    Pero como ya dije, se respetan toda clase de opiniones, mientras sean dadas con el debido respeto que todos nos merecemos... mas que lo que decimos esta el como lo decimos...

    Un saludo muy afectuoso y gracias por tu opinión!

    ResponderEliminar
  4. Un solo corazón, todos somos uno.
    Hola a todos, hermanos, he conocido a este maravilloso ser de luz, paz y Amor, Don Lauro, por medio de un maravilloso video- testimonio en creer es crear, su luz me ha hecho ver lo hermoso que es vivir en un solo corazón, en su presencia aún en video, reconzco en él a Jesús, su sencillez, humildad y rebosante alegría me han hecho ver la importancia vital de vivir en y al servicio de Dios como una herramienta mas de su creación.
    Gracias, Dios mío por enviar a tus ángeles para guiarnos en tus pasos.
    Todos somos Mayas, que la luz única nos guie, ayude y consuele en nuestro peregrinar hacia Tí

    ResponderEliminar

Lo + leído esta semana