Si quieres ser feliz, evita regar tus semillas negativas...

Si quieres ser feliz, evita regar tus semillas negativas y pide a los demás que no rieguen en ti esa clase de semillas. Evita además regar las semillas negativas de los otros. 

La práctica continuada significa intentar hacer todo lo posible para no conectar en la vida cotidiana con las semillas negativas del almacén de nuestra conciencia, para no darles la oportunidad de manifestarse. 

Si ocurre que una semilla de una aflicción se manifiesta, haremos todo lo posible para abrazarla siendo conscientes de ella y para hacerla regresar por donde vino. Cuanto más tiempo permanezca en la mente consciente más vigorosa se volverá. Di a tus amigos: 

“Si me amas riega, por favor, cada día, las semillas sanas que hay en mi.”

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana