Lo que sale de mí, ¿regresa?

Siempre que damos, en la misma medida (y hasta multiplicado!) recibiremos de regreso… siempre es así, tanto en lo negativo como en lo positivo.

A veces no nos percatamos de que este Principio (llamado el Principio o Ley de la Causa y Efecto) se cumple, ya que esperamos que lo que recibimos de vuelta, provenga de la mismas fuente a la que nosotros dimos; esto no es así, pues el Universo se encargara de dar de regreso lo que a cada quien corresponde y esto puede provenir de cualquier fuente, no necesariamente de la cual nosotros alimentamos o esperamos… puedes estar seguro de algo: todo lo que des, regresara a ti, aunque no provenga de la misma persona, situación o vivencia.


Confía en la sabiduría del Universo… después de todo, tiene mucho más años de experiencia que tú. ;-)

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana