Breves Esotéricas: Petición Navideña.

Si pensabas que la famosa carta a Santa Claus, al Niñito Dios, etc. era meramente cosa de niños, es momento de que lo recapacites. Conforme vamos creciendo tal vez ya no deseamos el juguete de moda, pero seguimos teniendo deseos y peticiones de nuestro interior, y estas son totalmente validas. Y lo mejor de todo es que aun podemos pedirlas!!!

La mejor forma de canalizar el pedido es por medio de una vela en la mesa navideña. El momento de mayor poder es la Nochebuena.

Para esto necesitamos una vela roja (para peticiones relacionadas con la pasión, amor y energía material) o verde (peticiones de salud y abundancia).

En la mañana de Nochebuena, lávese bien las manos, encienda una varita de incienso (los inciensos recomedados para la epoca son pino, enebro, cedro y mirra) y procure no ser molestado por unos minutos. Tome la vela con ambas manos cierre los ojos e inspire profundamente. Visualice la energía de la Navidad encarnada en la figura de Papá Noel, Santa Claus, el Niño Jesus o la entidad que más le sintonize y rece la siguiente oración:

"Invoco a la fuerza benefactora de la Navidad, para que consagre esta vela como un símbolo del amor, la unión familiar, el bienestar, el reencuentro con los amigos, la salud, el progreso y la prosperidad material. Invoco su bendición y protección para que me acompañen a mí _____(diga su nombre), así como a mi familia, mi casa, mi negocio o trabajo y todos mis seres queridos. Gracias x(Papá Noel, Santa Claus, el Niño Jesus) y Espíritu de la Navidad por haberme escuchado y actuado."

Los restos de la vela deben ser enterrados en el jardín o una maceta.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana