Terapias de los sentidos

Las terapias de los sentidos o sensitivas son aquellas cuyo fin es un efecto beneficioso en el organismo, influyendo positivamente en su funcionamiento interno, por medio de la exposición a estímulos adecuados dirigidos a alguno de los sentidos. Dentro de este grupo de terapias, se encuentran tres fundamentales: 
Musicoterapia
Se fundamenta en el empleo de la música, así como cualquier elemento relacionado con ésta, para ejercer la acción terapéutica. No se trata simplemente de escuchar la radio y ver qué pasa. La musicoterapia es una disciplina cientifico-artística bien organizada que intenta trabajar con el sujeto o el paciente y su entorno más inmediato de acuerdo a un método y una técnica adecuadas. 

Los musicoterapeutas pueden ser psicólogos, psicopedagogos o educadores diferenciales y puedes contactar a algun de estos profesionales en alguna Red social salud; los métodos empleados intentan ejercer un impacto beneficioso sobre las tres esferas psicológicas sobre las que la música ejerce una determinada influencia: la afectiva, la cognitiva y la psicomotriz. Los medios empleados son muy variados y comprenden principalmente: audición de música, ejercicios de evocación sonora, cantar, tocar un instrumento, análisis o redacción de letras de canciones, improvisación musical, etc. 

Aromaterapia 
Se fundamenta en el empleo de aromas y fragancias para ejercer la acción terapéutica. Los medios empleados son principalmente aceites esenciales de aromas puros, con el propósito de ejercer una acción reguladora beneficiosa en el organismo. 

Dichos aromas pueden emplearse mediante un difusor u hornillo (calentamiento con llama de un cuenco cerámico con agua y gotas del aceite), o bien pueden usarse los aceites en colgantes, añadidos en el baño o aplicados sobre la piel. Se recomienda no mezclar más de 4 aceites y el resultado debe ser siempre agradable al olfato. 

Cromoterapia
Es el empleo de luces de diferente tonalidad y colores para favorecer un efecto beneficioso. Se utilizan esencialmente lámparas de luces halógenas con diferentes colores básicos (6 a 12). El propósito de la terapia es inducir, mediante estímulos lumínicos de diferente longitud de onda, la aparición de fenómenos biológicos internos en el organismo, de efecto beneficioso o incluso curativo.

Mantente informado leyendo Articulos salud regularmente para conocer mas de estas y otras terapias, así como los avances que día a día se van dando en ellas.

Tu opinión es importante...compártela aquí:

Lo + leído esta semana