Encontrando la plenitud...

Es natural para el ego buscar placer, pensando que una vez que lo encuentra, el resultado es la felicidad.

El placer, sin embargo, no es un antídoto para el dolor. Si estamos sufriendo, ninguna experiencia placentera desde afuera nos quitará la angustia.
Esto refuta las presunciones del ego, pero no significa que debamos renunciar al placer. En cambio, tenemos que reconocer que la felicidad viene de otra fuente. ¿Cuál es esa fuente? Es el ser inmutable que subyace en nosotros, en nuestro interior.

Tal como declaraban los antiguos sabios, todos sabemos lo que es despertarse de un sueño. Así de fácil es reconocer al espíritu...

Después de experimentar un momentáneo despertar, el sueño de placer se vuelve irreal.
Este despertar necesita repetirse una y otra vez. Necesitamos experimentar esos estados de alerta, de júbilo, de vivacidad ilimitados. Ellos vienen y van, pero no como las cosas que cambian alrededor nuestro. La esencia viene y va como el sol, que una vez libre de las nubes, brilla constantemente.

Deepak Chopra

3 comentarios...escribe el tuyo!

  1. Preciosa es un placer visitarte!:)me gustan todos los post que nos regalas y siempre se aprenden cosas necesarias para nuestra evolución...un abrazoooo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Muy interesante el escrito sobre el placer y la felicidad...la felicidad está dentro de nosotros;hay que buscarla allí...gracias por el post,

    Carmen

    ResponderEliminar
  3. Silvy! hace tiempo sin leerte por aquí... que bueno que te han gustado los nuevos posts... un gran beso para ti!

    Carmen, que lindo que lo hayas encontrado de tu interés... mencionas algo super importante, que no hay que olvidar... la FELICIDAD esta dentro nuestro... nunca la encontraremos en ningún otro lugar. Luz para ti!

    ResponderEliminar

Lo + leído esta semana