¿Por qué utilizar diferentes mantras?

Anteriormente mencionamos que el mantra más popular es el OM y explicamos las ventajas de trabajar con este o cualquier otro. 

Entonces, si con el OM logramos el propósito de trabajar con mantras, te preguntaras ¿Por qué existen tantos? ¿Qué diferencia hay entre repetir uno u otro? 

La principal razón por la que usamos distintos mantras es que cada uno induce vibraciones específicas en la mente, por lo que trabajamos con el que apoya nuestra intención. 

Recordemos que los mantras son vibraciones de la conciencia y que sin importar el que trabajemos, nos ayudan a desconectarnos de los pensamientos que llenan nuestras mentes y a deslizarnos hacia el intervalo que existe entre los pensamientos. Por ello es que al utilizar una variedad de mantras, los alineamos con el mensaje y la meditación especifica que estamos realizando.
Leer más>>

¿Para qué sirven los mantras?

Un mantra es una herramienta para apoyar tu práctica de meditación. 

El primer beneficio de repetir un mantra mientras meditamos, es la gran ayuda que nos da para entrar en el silencio de la mente. Al repetir el mantra, logramos cesar los pensamientos cotidianos que acaparan nuestra mente y se crea una vibración mental que permite a la mente experimentar niveles más profundos de conciencia. 

Conforme avanzamos en la meditación, el mantra se vuelve cada vez más abstracto e indistinto, lo cual va abriéndonos paso hasta que finalmente llegamos al campo de la conciencia pura de donde surgió la vibración de nuestro mantra. 

Los mantras se consideran antiguas palabras de poder con intenciones sutiles que nos ayudan a conectar con el espíritu, la fuente de todo en el Universo. La repetición de un mantra nos ayuda a desconectarnos de los pensamientos que suelen llenar la mente y es en esta quietud que logramos sentir la unidad con todas las formas de vida y una profunda paz.
Leer más>>

¿Qué es un mantra?

La palabra “mantra” está compuesta por 2 partes: man, que es la raíz de la palabra “mente” en sánscrito; y tra, que es la raíz de la palabra “instrumento” en sánscrito. 

Un mantra es por lo tanto un instrumento de la mente, un poderoso sonido o vibración que se puede usar para entrar a un estado profundo de meditación. 

Según la tradición védica, los antiguos sabios podían escuchar las vibraciones sutiles producidas por todo lo que se encontraba en la naturaleza: los sonidos del viento, truenos, mariposas, ríos, etc. Ellos reconocieron que estos sonidos son la manifestación del espíritu en la materia y al tratar de replicar sus sonidos, fue que nacieron los mantras. 

Tal vez el mantra más conocido del mundo sea el sonido OM o AUM, el cual estos mismos sabios identificaron como el sonido más elemental, representando la conciencia universal infinita. Por miles de años, la gente ha utilizado este mantra para expandir su conciencia de lo divino y a través del tiempo más mantras se han dado a conocer, con diferentes vibraciones y finalidades, haciendo la practica de la meditación con mantras cada vez mas extendida en el mundo espiritual.
Leer más>>

¿Cómo se pronuncia un mantra?

Antes que nada, quisiéramos aclarar que este es nuestro muy particular punto de vista. 

Algunas tradiciones espirituales ponen mucho énfasis en la correcta pronunciación de los mantras, pero desde nuestra perspectiva, creemos que aunque es importante esforzarse y tratar de pronunciar lo mejor posible un mantra, el que lo hagamos de manera perfecta no importa a un nivel más elevado de inteligencia. 
Cuando nos enfocamos demasiado en una pronunciación exacta, mientras la mente está en el proceso de trascender, el esfuerzo consciente de pronunciar debidamente, disipará nuestra energía, lo cual debilita nuestro proceso de meditación, pues crea tensión y no nos permite despegarnos del pensamiento. 

Recordemos que los mantras nacieron de la intención de conectar con el todo a través del silencio de la mente, en el cual nosotros podemos captar directamente los mantras al sentarnos en silencio. Escucharás de fondo un zumbido en el aire, y al practicar enfocarte en ese zumbido, finalmente lograrás escuchar cada mantra que los sabios registraron mucho tiempo atrás. 

Por lo tanto, al repetir un mantra estamos reproduciendo lo que los antiguos o nosotros mismos hemos escuchado, lo cual muchas veces resulta bastante complicado de hacer y aun mas, de transmitir. Por ello, es que creemos que el Universo es bastante sabio como para entender nuestra intención y esfuerzo. 

Es como un bebé, piensa en tu propio hijo o tal vez un sobrino, quien al empezar a tratar de hablar posiblemente pronuncie tu nombre como Aura en lugar de Laura, pero tu entiendes en su intención y esfuerzo que se está dirigiendo a ti y no lo ignoras por un mero detalle que seguramente perfeccionara a través de la práctica y el tiempo. 

Si nosotros somos lo bastante sabios para deducir lo que ese bebé nos quiere decir y somos lo suficientemente pacientes y bondadosos para corregirlo cariñosamente y sabemos que llegará el día en que su pronunciación sea la correcta ¿no crees que la Divinidad Universal no tenga esa misma capacidad? ¿No sería lo más lógico pensar que ese Ser Divino es igual de paciente con nosotros mientras aprendemos? 

Por eso es que como en todo, lo más importante es la intención y la práctica. Para empezar a trabajar con un mantra puedes ayudarte de internet, donde seguramente encontraras videos o audios con la pronunciación del mantra que quieres recitar; nuestra recomendación es definir tu mantra, buscar esta orientación de su pronunciación y lo más importante: practicar, practicar y practicar. 

Notarás como con la práctica vas perfeccionando tu pronunciación y entonces, tal como tu cariñosamente repites al bebé la correcta forma de decir tu nombre o cualquier otra palabra, el Universo te susurrará la pronunciación del mantra, si logras ese anhelado silencio interior y prestas suficiente atención, seguramente lo escucharás.
Leer más>>

Las dos muñecas

Había un maestro zen que solía tener dos muñecas a su lado. Eran casi iguales, pero en su interior había una diferencia. A una le pesaba demasiado la cabeza, tenía un pedazo de metal dentro. A la otra le pesaba mucho la parte de abajo. Tenía un pedazo de metal en el estómago. (La cabeza es la mente pensante, el ego, y el estómago es la sede del Ser). 

Las muñecas parecían iguales, incluso estaban vestidas del mismo modo, y siempre permanecían sentadas una junto a la otra. Cuando se presentaba alguien y preguntaba: “¿Qué es el zen?”, o “¿Qué es la meditación y cómo se llega?”, lo primero que hacía el maestro era empujar una de las muñecas. 

La de la cabeza pesada caía redonda y no podía ponerse derecha. ¿Cómo iba a poder con aquella cabeza tan pesada? 

A continuación empujaba la otra muñeca, la que tenía el trasero pesado, así que tampoco es que pudiera empujarse mucho, pero saltaba hacía atrás y acababa sentada en la postura del Buda. 

Y entonces el maestro decía: “Esto es zen, el estómago. Esto es Oriente, el estómago”. 

El vientre es la fuente de tu vida. Te hallabas unido a tu madre por el ombligo; ahí es donde empezó a palpitar la vida. La cabeza es el rincón más alejado de tu existencia. El centro es el ombligo. Tu existencia, tu ser, reside en el estómago. Puede que tu pensar esté en la cabeza, pero el cerebro es el mecanismo que la mente está utilizando. Es solo un mecanismo, como lo es también una mano o un pie. Esta cuestión de la cabeza frente al estómago ha pasado por muchas formulaciones: intelecto frente a intuición; lógica frente a amor; consciencia frente a inconsciencia; la parte frente al todo; hacer frente a suceder; vida frente a muerte; tener frente a ser. Estas siete formulaciones son posibles, y también son importantes. 

El intelecto (mente pensante) es muy limitado; la intuición (el Ser) es infinita. La intuición siempre proviene del vientre. Siempre que sientas que te llega una intuición (una corazonada), lo hace a través del vientre.
Leer más>>

Manejo de la información recibida al ingresar a los Registros Akáshicos

Es muy importante que al trabajar con los registros Akáshicos propios o de otros, seamos responsables y respetuosos tanto al momento de pedir el ingreso como con la información recibida. 

Aquí algunos consejos: 
  • La información recibida es personal y no debe ser compartida con cualquiera. 
  • Se puede preguntar sobre cualquier tema siempre que sea con respeto. 
  • No se puede intentar obtener información sobre otra persona con la intención de manipularla. 
  • Se recomienda no ingerir sustancias que alteren la conciencia previo a una lectura. 
  • Cuanto más clara sea la pregunta, más clara será la respuesta; siempre puedes apoyarte pidiendo que la información llegue de modo simple, claro y rápido.
  • No "poner a prueba” a los Maestros. 
  • Es importante no abrir juicios, hay que recibir la información para ayudar y entender, no para juzgar. 
  • Si tenemos dudas respecto a la información recibida, podemos continuar con la lectura, buscando obtener una respuesta más clara a la pregunta. 
  • Los Maestros y Guías son sumamente amorosos y comprensivos, en ningún momento manifiestan enojo ni ninguna otra emoción negativa. Seamos recíprocos con esta actitud. 
  • Facilita la técnica registrando, escribiendo lo que canalizas. Cuando canalizamos o abrimos los Registros recibimos gran cantidad de información que es difícil de recordar y entender de manera completa.

Leer más>>

Petición para ingresar a los Registros Akáshicos Cósmicos Universales

Para entrar en los registros cósmicos, solo tienes que abrir sus registros y manifestar la intención de contactar con la Verdad Universal o con la mente de los guías para que puedan ir bajando la parte de la Verdad Total que es necesaria conocer ahora. 

Repite la siguiente oración una vez en voz alta y dos más mentalmente: 

"Pido a los Señores del Registro Akáshico, a mi Yo Superior, a mis Guías Espirituales y a los Seres de Luz, me permitan ingresar al recinto del Registro Akáshico, bajo su guías y protección, para acceder a la información que solicito, para mi bien, para el bien de todos los involucrados, al servicio del Bien Mayor. 
Sus registros están abiertos." 

Si no ves a tus guías, visualízalos y empieza a preguntar, o simplemente permítete sentir el cambio vibratorio. Puedes grabar o escribir toda la información recibida. 

Cuando no sientas nada más, di en voz alta: “Sus archivos están cerrados.” 

Da las gracias a todos los seres que colaboraron y a tu Ser Superior/Yo Superior. Visualiza tu aura volviendo a su tamaño normal alrededor de tu cuerpo, de ser necesario cierra tus chakras y reconecta tu mente con este plano.
Leer más>>

Petición para ingresar a los Registros Akáshicos de otros seres

Para trabajar con tus registros Akáshicos personales, repite la siguiente petición una vez en voz alta y dos veces mentalmente: 

"Yo (tu nombre) pido al Yo Superior de (nombre del ser), 
a sus Guías Espirituales y a los Seres de Luz,
 me permitan mirar sus Registros Akáshicos, que canalicen a través de mí 
y me brinden toda la información que solicita y a la que me sea permitido acceder. 
Sus registros están abiertos." 

Si no ves a los guías, visualízalos y empieza a preguntar, o simplemente permítete sentir el cambio vibratorio. Puedes grabar o escribir toda la información recibida. 

Cuando no sientas nada más, di en voz alta: “Sus registros están cerrados.” 

Da las gracias a todos los seres que colaboraron y a tu Ser Superior/Yo Superior. Visualiza tu aura volviendo a su tamaño normal alrededor de tu cuerpo, de ser necesario cierra tus chakras y reconecta tu mente con este plano.
Leer más>>

Petición para ingresar a los Registros Akáshicos Personales

Para trabajar con tus registros Akáshicos personales, repite la siguiente petición una vez en voz alta y dos veces mentalmente: 

"Yo (tu nombre) pido a mi Yo Superior, a mis Guías Espirituales y a los Seres de Luz, 
me permitan mirar mis Registros Akáshicos, que canalicen a través de mí 
me brinden toda la información que solicito y a la que me sea permitido acceder. 
Mis registros están abiertos." 

Si no ves a tus guías, visualízalos y empieza a preguntar, o simplemente permítete sentir el cambio vibratorio. Puedes grabar o escribir toda la información recibida. 

Cuando no sientas nada más, di en voz alta: “Mis registros están cerrados.” 

Da las gracias a todos los seres que colaboraron y a tu Ser Superior/Yo Superior. Visualiza tu aura volviendo a su tamaño normal alrededor de tu cuerpo, de ser necesario cierra tus chakras y reconecta tu mente con este plano.
Leer más>>

Sanación a través de los registros Akáshicos

Cuando ingresamos a nuestros registros akáshicos con el propósito de sanar algún aspecto de nuestra alma, somos dirigidos al origen, justo donde el karma o el bloqueo se creó, ya sea en nuestra vida presente o vidas anteriores, dándonos la oportunidad de corregir o transformar desde ahí el punto de desequilibrio. De esta forma, comenzamos a trascender los límites del tiempo, el espacio y la materia para añadir mucha más consciencia a nuestro proceso de sanación.

Cuando sanamos desde este punto, estamos sanando desde los registros de la memoria álmica la causa de cada afección, liberando de esta forma el karma personal y planetario a través del encuentro de las raíces o causas de las limitaciones, miedos, enfermedades, enojos, abusos, etc. 

Por lo anterior es que este proceso puede resultar muy fuerte de llevar, ya que al abrir un registro akáshico comienza una movilización de energía que toca muchos aspectos, comenzando por impregnar la frecuencia energética que rige el registro o la historia que se está revisando, seguido de la revelación del origen de nuestra afección, para así tomar consciencia y comprender el porqué de nuestra creación en el presente. 

Una vez pasado este proceso, podremos reconocer nuestra falla o error y es ahí donde modificamos nuestras actitudes y/o acciones y transformamos nuestro presente

Además de detectar el origen profundo de una enfermedad, el acceso a los registros akáshicos nos da la posibilidad de conectar con la naturaleza para sanar. 

Supongamos que sufres de una afección en las vías respiratorias porque vives en una ciudad con mucha contaminación, y sabes que el eucalipto te produce alivio. Al trabajar con los registros akáshicos se abre la posibilidad de conectar con los registros akáshicos del árbol de eucalipto y desde ahí, el te pueda indicar claramente lo que es capaz de transmitirte a través de sus hojas y tallos y que es lo que se equilibra cada vez que tú sientes alivio al respirar a través de las infusiones o inhalaciones. 

Es decir, puedes tomar la parte ESENCIAL del eucalipto y trasladarlo a tus pulmones, sin necesidad de cortar las ramas del árbol. Esto lo podemos lograr con cada elementos de la naturaleza, encontrando ayuda y sanación sin necesidad de la intervención física

¿Te imaginas la maravilla de lograr esto? Significa un gran paso en nuestra evolución, ya que es un tremendo logro trascender la vida en la tercera dimensión para comenzar a tocar los límites que pertenecen a la cuarta.
Leer más>>

¿Qué son los registros akáshicos?

Se conoce como registro akáshico a la memoria de vida de todo lo que existe. 

Digamos que es el disco duro o memoria del Universo, en donde se van grabando el cúmulo de experiencias vividas por cada Ser, desde la creación de su alma hasta su retorno a la Fuente Divina. 

Los reinos de la naturaleza también cuentan con un alma, aunque en este caso es un alma colectiva, por lo tanto, todos los animales, los árboles, los mares, los ríos, los bosques, los minerales, etc. cuentan con un registro akáshico desde los tiempos de su creación. 

A través de los registros akáshicos podemos explorar nuestra vida presente, pero también nuestras vidas pasadas y nuestra relación con nuestro grupo de almas. 


Utilidades del acceso a los registros akáshicos. 
  • Diagnosticarnos y generar un proceso acelerado de sanación del alma y del ser en todos los cuerpos, dimensiones y planos. 
  • Diagnosticar a otros y guiarlos para sanar. 
  • Explorar la verdadera naturaleza de nuestros linajes ancestrales, logrando así, alinearnos con los propósitos más elevados de nuestro linaje, con el fin de ayudar en su evolución futura. 
  • Liberar patrones de consciencia heredados y que perjudican tanto el crecimiento de nuestra alma, como el de todo nuestro grupo de almas. 
  • Transmutar energías externas. 
  • Restablecer el orden perdido desde su lugar de origen. 
  • Sanar el alma propia y sanar todas las interrelaciones álmicas y kármicas con otros seres, restableciendo la armonía en las relaciones de origen karmatico.
Leer más>>

Soy parte del equilibrio

Aquí estoy, 
situad@ en este pequeño espacio, 
 en una nebulosa lejana, 
 haciendo lo que hago
 para que el normal equilibrio del que soy parte, 
 no pierda su equilibrio.
Leer más>>

Lunas de Noviembre 2014

Luna llena
6 noviembre 2014

Cuarto menguante
14 noviembre 2014

Luna nueva
22 noviembre 2014

Cuarto creciente
29 noviembre 2014
Leer más>>

Lo + leído esta semana