Amor + Respeto = PAZ

Cuando tú odias a los que odian, te conviertes en otro odioso; cuando tú criticas a los que critican, eres otro criticador; cuando tú matas a los que matan, eres otro asesino.

Así de simple es. No importa qué tipo de creencias tengas, ya sean políticas, religiosas o sociales; si estás actuando inconscientemente y siguiendo esas creencias llenas de miedo o rencor, instantáneamente te estarás convirtiendo en un generador de odio y en un propulsor de violencia.

La paz nace en tu corazón. No importa la edad que tú tengas, ni lo que a ti te haya sucedido. El pasado ya pasó, déjalo a un lado. Lo importante es lo que siembres hoy en tu mente y en tu corazón porque será lo que cosecharas mañana.

Si empezamos a unirnos mano a mano, corazón a corazón, en el amor podremos ser verdaderos sembradores de paz; no necesitamos estar en contra de ninguna creencia, porque por más esfuerzo que hagamos no podremos cambiar a quienes por estar dormidos no quieren cambiar.

Recuerda, que así intentemos mil veces, y tratemos por todos los medios de hacer cantar a un marrano éste no lo va a hacer, pero si tercamente insistimos en hacerlo cantar, el marrano se molestará y nos hará daño, por eso hoy, fluye en el amor y centra tu atención en dar lo mejor que está en tu corazón para que se comience a dar el cambio que quieres ver en el mundo. Este cambio se dará solamente cuando despertemos de nuestra inconsciencia y elijamos pensar, hablar y actuar con amor. En ti está el poder de elegir y ser parte activa de la construcción de una paz duradera.
Leer más>>

Frases para pensar...

"La paciencia es un árbol de raíz amarga 
pero de frutos muy dulces."
Leer más>>

El Día del Poder Solar

El solsticio de verano marca el inicio de una nueva estación, viviendo así lo que será el día mas largo de todo el año, cobijado bajo la intensa luz del Dios Sol que hoy manifiesta de esta manera su mas alto grado de poder.

Ahora él se ha convertido en un Rey de pleno derecho. Su consorte, la Diosa Madre, esta en cinta, cargando en su vientre la futura cosecha que ha sido alimentada por los rayos solares. La energía del Sol garantiza que los cereales en los campos crezcan y maduren y el poder de su luz y calor es guardado por cada uno de los granos de la cosecha que compartirán el poder que les ha sido transmitido, al ser transformados en alimento y fundirse en el cuerpo de otro ser vivo.

Un ritual propio de este festejo es el pasar un pan por las llamas del fuego, ya que el grano con el que se ha elaborado el pan, lleva en su interior toda la fuerza del fuego solar. Tomando este pan con respeto y gratitud se comulga con la energía vital del Dios Solar.  

Una importante reflexión de este día de fuerza solar es recordarnos el hecho de que todas las cosas, pasado su apogeo, tienden naturalmente a la decadencia; asi como la luz del sol a partir del solsticio ira decreciendo (la muerte en la vida), también al llegar a su día más débil, sólo crecerá (la vida en la muerte). El ritmo eterno del Sol refleja el ritmo mismo de la vida humana.
Leer más>>

El Don de la Espera

Puede que nos parezca muchas veces que esperar un momento más nos hará explotar, aprender a esperar es un don. Aunque parezca que no está pasando nada, en un nivel más profundo se están produciendo grandes cambios. Y cuando el resultado de esos cambios se despliegue finalmente, necesitaremos estar muy presente para recibirlo, centrados y en calma.

El tipo de progreso que está teniendo lugar ahora es invisible, y está guiado por un poder mayor que el nuestro. Anticipándose a cualquier progreso externo visible, la vida nos está dando tiempo para nutrir nuestra fortaleza interna y prepararnos para lo que va a llegar.


El don de La Espera que ahora se nos ofrece, si podemos recibirlo, fortalecerá nuestra habilidad de aceptar y apreciar «lo que es» aquí y ahora. Cuando se presenta un tiempo de “espera” se hace necesario el trabajo interno o la práctica personal que nos prepara para dar nacimiento a lo nuevo. El requisito más importante es nuestra voluntad de apartarnos del deseo de empujar los acontecimientos. Eso significa suspender los planes y las fantasías para el futuro y conscientemente traernos de vuelta al momento presente una y otra vez.

En toda transformación debe haber tiempo para desarrollar la fortaleza interna, aun cuando la duración de ese tiempo no coincida con lo que pensamos que debería suceder. La maduración que se está produciendo requiere que esperemos con confianza, a pesar del hecho de que no hay claras indicaciones con respecto a cuándo sucederán las cosas. Está en marcha un proceso profundo dentro de nuestro propio ser, que debe ser completado antes de que puedan producirse cambios externos.

La vida no está yendo ahora contra nosotros; de hecho, nunca va contra ninguno de nosotros. Se nos reta de miles y miles de maneras a lo largo de toda nuestra vida para que descubramos un «Si» sincero a lo que la vida nos provee. Pero esto requiere madurez, y la madurez significa ser capar de tener una visión de conjunto desapegada, cuyo interés primordial no son los resultados o los objetivos, sino la comprensión y la conciencia en el viaje hacia ellos.

Mientras estemos esperando, mantengamos positiva nuestra perspectiva y sano nuestro cuerpo. Tender a lo ordinario con dedicación extraordinaria. Poniendo nuestra atención en fortalecer nuestra sensación de bienestar, calmar y reencauzar la energía de la impaciencia y la agresividad hacia usos más positivos. Recordar que cualquier obstáculo que pudiéramos encontrar no es permanente; más bien, es la manera en que la vida nos estabiliza y nos lleva a un estado más centrado.

En retrospectiva, puede que descubramos que mucha de la energía que hemos usado para tratar de forzar los resultados, planear nuevas tácticas y buscar soluciones a los problemas, sólo ha servido para tener ocupada nuestra cabeza y llevarnos de vuelta a la primera “casilla” en otras palabras hemos creado más problemas, no menos. Ir por el camino nutriendo la consciencia de nosotros mismos y esperando pacientemente y con optimismo a que cambien las cosas. Cuando finalmente suceda, estaremos más que preparados para aceptar lo nuevo.

Sentarse en silencio ofrece la oportunidad para la reflexión, y se hace posible ver que, en realidad, la situación no es ni mala ni buena. La verdadera tarea es llegar a un punto en nuestro propio pensamiento que pueda desconectarse de cualquier juicio sobre nosotros mismos o sobre otros que hayamos podido estar albergando. La mejor manera de tomar distancia del huracán que nos rodea es sentarnos en silencio en su mismo centro.

Vivir realmente en sincronía con el flujo de la vida requiere consciencia de nosotros mismos y estar alertas a los ritmos del cambio. Cuando surja la oportunidad de tomarnos un respiro, asegúrate de sacarle todo el partido posible. Disfrutemos del descanso, pero recuerda no dormirte: todavía queda mucho por venir y exigirá toda nuestra atención cuando llegue.

Esperar es mirar el mundo, percibir que todo tiene un ritmo, es fortalecer el alma, no perderte en el abismo.

María Inés Troncoso
Leer más>>

Energías de Junio 2010



Las energías del mes de Junio comienzan a manifestarse con mucha intensidad trayéndonos fuertes cambios y grandes desafíos.

Junio es un mes de reencuentro con nosotros mismos, con nuestra esencia, nuestros más profundos deseos, nuestros instintos y toda esa parte que hemos olvidado por seguir nuestro camino espiritual. Tanto nos hemos dedicado a estudiar, leer, aprender y asimilar filosofías nuevas, tantos libros y cursos, tantos Maestros, tanta espiritualidad, que terminamos perdiéndonos de nosotros mismos. Terminamos enmascarando nuestros miedos y temas internos pendientes justamente por medio de la espiritualidad. Tocamos el cielo y perdimos nuestra conexión con la Tierra. Hablamos con Ángeles, pero hemos perdido conexión con nosotros mismos. Este es el momento encontrar la reconexión con nuestra esencia y buscar que nuestra identidad se manifieste sin miedo a ser juzgado, sin pensar en complacer a los demás, o quedar bien con la sociedad que nos rodea. Con esto estaremos rompiendo un fuerte patrón de creencia, aprendido desde la infancia, la sobreexigencia de estar bien con todos, hacer lo que los demás esperaran de nosotros, complacer a nuestra gente y vivir la vida que los demás quieren para nosotros, aunque esto implique olvidarnos de nuestras necesidades más profundas, de nuestra naturaleza, nuestra identidad, nuestros impulsos e instintos. La energía de Junio nos hará regresar a nuestro centro, para que a través del conocimiento adquirido, ahora podamos filtrarlo y convertirlo en sabiduría y que emerja, pero ya no para enmascararnos ni cubrirnos, sino para manifestarnos realmente en su totalidad.

La energía de Junio nos llevará a empoderarnos. Es momento de dejar de conciliar y de someternos a los deseos y opiniones de los demás para conducirnos con más firmeza en nuestra vida pues esto nos llevará a elegir y vivir una nueva fase de equilibrio y placer producto de una manera más consciente de relacionarnos con nosotros mismos y con el mundo. De esta manera podremos por fin percibir el sentido real de la vida a través de seguir nuestros impulsos internos, tomando en cuenta que para ello, será necesario abandonar ciertos sistemas de vida o patrones aprendidos que ya no pueden seguir con nosotros.

El mes de Junio nos dará la fuerza, el impulso y las circunstancias para que nuestra energía fluya de una mejor manera, totalmente apegada a nuestra naturaleza.

La energía de este mes revoluciona. Junio movilizará muchas cosas, puede crear separaciones y divisiones en nuestras relaciones o nuestro entorno pues vamos a poner límites a muchas cosas. Puede hacernos sentir miedo, tensión o inestabilidad, pues nos obliga a abordar caminos que hemos evadido o postergado por mucho tiempo. Nos puede dar el mayor de los éxitos si la aceptamos y fluimos con ella o nos sumirá en la ansiedad y la depresión si nos resistimos al cambio. La profunda comprensión del proceso que estamos pasando, hará que las cosas se movilicen más rápidamente, pues este mes lleva intensidad también.

El aprendizaje de este mes está centrado en elegir, solamente aquello que nos produzca placer, lo que nos sea agradable, lo que podamos disfrutar plenamente pues ello responde a nuestros deseos más profundos y a nuestra propia naturaleza.

Harumi Puertos
Leer más>>

Plegaria Hindú


Que mi palabra encuentre la paz en mi mente, y mi mente en mi palabra.

¡Padre de la Luz, revélate ante mi!

Que el corazón y la mente se unan para comprender las enseñanzas de los sabios.

Que jamás me abandone lo que mi maestro me ha enseñado.

Que el estudio de los Libros Sagrados me permitan unir el día con la noche.

Que piense y exprese la Verdad.

Que Dios me proteja.

Paz, Paz, Paz.
Leer más>>

En el camino aprendí...

En el camino aprendí que llegar alto no es crecer, que mirar no es siempre ver, ni escuchar es oír, ni lamentarse es sentir, ni acostumbrarse es querer.

En el camino aprendí... que andar solo no es soledad, que cobardía no es paz, ni ser feliz es sonreír, y que peor que mentir, es silenciar la verdad.

En el camino aprendí... que puede un sueño de amor abrirse como una flor, y como una flor morir, pero en su breve existir, es todo aroma y color.

En el camino aprendí... que la humildad no es sumisión, al humildad es ese don que suele confundir.

No es lo mismo ser servil, que un buen servidor.
Leer más>>

Lo + leído esta semana